El grupo de lujo Kering deberá pagar 11,7 millones de euros al diseñador Hedi Slimane, por no haber respetado la cláusula de no competencia.

Slimane abandonó el pasado mes de Abril la dirección creativa de Saint Laurent –propiedad de Kering- después de cuatro años al frente de la firma. Sin embargo hace pocos días se dio a conocer que el diseñador había solicitado al grupo un cambio en las condiciones de su contrato.

Slimane pidio ante un Juzgado de lo Comercial de París que se le aplique la cláusula de no competencia, en la que consta que el francés no puede involucrarse en otras firmas de categorías similares durante un año tras el abandono de Saint Laurent. Se trata de una disposición habitual entre los máximos directivos de grandes empresas.

El órgano ya ha fallado. Kering pierde la guerra contra Slimane: el grupo comercial habrá de indemnizar al parisino con 13 millones de dólares ,11,7 millones de euros.

Kering, propietario de marcas como Balenciaga, Gucci y Alexander McQueen, ya ha anunciado que planea recurrir la decision.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO