(Publicidad)
(Publicidad)
Rue21 solicita protección frente a la quiebra

En un giro de acontecimientos propio de ‘Crónica de una muerte anunciada’, la cadena estadounidense de moda para adolescentes Rue21 solicitó protección frente a la bancarrota (conocida como Chapter 11) el lunes en un tribunal de Pennsylvania.

La directora ejecutiva de Rue21, Melanie Cox, explicaba así su decisión en un comunicado oficial: "Estas acciones se están llevando a cabo con el objetivo de fortalecer el balance de la compañía, lograr una estructura de costos más eficiente y concentrar los recursos en una menor huella de venta al por menor con el fin de pavimentar el mejor camino hacia adelante para rue21."

Según la presentación del lunes, Rue21 ha enumerado sus activos y pasivos en el rango de mil millones de dólares y 10 mil millones de dólares.

Además, Rue21 dijo el martes que ha firmado acuerdos con algunos de sus prestamistas para reducir su deuda y para proporcionar capital adicional en apoyo de su reestructuración. La compañía espera continuar con sus operaciones comerciales habituales durante todo el proceso. "La reestructuración es un paso importante en la transformación del negocio de rue21 en un minorista más concentrado y de alto rendimiento", agregó la compañía.

Kirkland & Ellis servirá como asesor legal de Rue21. Rothschild será su banco de inversiones y asesor financiero. Berkeley Research Group es el asesor de reestructuración de Rue21 durante este proceso.

Rue21 obtiene compromiso de prestamistas existentes para financiamiento adicional

"Mirando hacia el futuro, estoy segura de que el resultado de este proceso será un rue21 más fuerte y sostenible para nuestros clientes, proveedores y socios comerciales", comentó Cox.

El minorista dijo que ha llegado a acuerdos para obtener hasta 125 millones de dólares en financiamiento de deudores en posesión (DIP por sus siglas en inglés) de sus prestamistas existentes, y hasta 50 millones de dólares en nuevos préstamos en efectivo.

La nueva financiación dará apoyo a las operaciones cotidianas durante la reorganización, incluyendo el pago de salarios a los empleados, el cumplimiento de acuerdos con los proveedores y la continuación de los programas existentes de los clientes, como tarjetas de regalo.

Imagen:Rue21 Web