Reestructuración de Vivarte pasa por la vuelta al descuento

El grupo de moda francés Vivarte está llevando a cabo una importante reestructuración. El minorista ha anunciado que recortará 1.600 empleos poco después de registrar una caída del 10.3 por ciento en el volumen de negocios en el último año fiscal.

Como consecuencia de ello, el grupo galo tendrá que cerrar casi un tercio de sus tiendas en los próximos meses. Así pues, Vivarte, que aglutina marcas como Naf Naf, Chevignon, Kookaï o La Halle aux Vêtements, recortará un 10 por ciento de los 17.000 puestos de trabajo que mantiene en la actualidad.

Una de sus cadenas más conocidas, La Halle aux Vêtements, llevará la mayor parte de la carga de los despidos, dado que se verá obligada a cerrar 174 de su 620 establecimientos y a vender otros 23. De esta manera, su plantilla se reducirá de 4.000 a 2.4080 empleados.

Mientras tanto, la cadena de calzado André también tendrá que despedir entre 200 y 500 de sus empleados al cerrar 37 de sus 247 tiendas. Además, Kookaï puede verse obligada a poner en la calle a 32 personas.

Vuelta a los precios asequibles

De cara al futuro y una vez que la reestructuración se haya completado, Vivarte archivará sus planes – idea del anterior consejero delegado Marc Lelandais – de convertirse en un minorista de alta gama, para volver a los precios bajos.

La decisión de llevar a Vivarte a un segmento de mercado superior no ha acabado de cuajar, lastrando además la cifra de negocio del grupo, que se ha visto mermada en un 10,3 por ciento en su año fiscal 2013-2014.

Mientras tanto, la deuda de Vivarte aumentó hasta los 2,8 millones de euros. Las ventas de La Halle aux Vêtements cayeron por tercer año consecutivo, con una pérdida de 60 millones sobre un volumen de negocio de 560 millones de euros el año pasado.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO