(Publicidad)
(Publicidad)

La marca californiana de moda de inspiración surfera anunció el jueves uno de los cambios más aparentes de su plan de reestructuración: dejan la marca ‘Quiksilver’ para empezar a llamarse ‘Boardriders’.

El cambio de nombre responde al deseo de la firma de dejar atrás los baches de años anteriores, baches que culminaron con su solicitud de acogerse a la protección frente a la quiebra y declararse en concurso de acreedores en 2016.

El objetivo es marcar el comienzo de esta nueva etapa y “reflejar mejor su cartera de marcas”, según ha explicado la propia empresa en un comunicado. El nombre de Boardriders hace referencia a la cultura del boardriding (snow, skate, surf) en la que están inmersas las tres marcas del grupo: la ahora Boardriders, Roxy y DC Shoes.

Pierre Agnes, consejero delegado de Boardriders, destacaba a este respecto que "A medida que nos centramos en el crecimiento, creemos que es importante reconocer la importancia de las tres marcas emblemáticas y la pasión de la cultura del tablero que apoyan esas marcas".