Problemas político-económicos en Hong Kong y Macao lastran resultados de Prada

Prada SpA reportó a principios de semana una caída de 23 puntos porcentuales en su beneficio neto para el primer semestre del ejercicio 2015. La firma de moda italiana se vio especialmente afectada por una desaceleración en Asia-Pacífico, especialmente en Hong Kong y Macao. Del mismo modo, la utilidad neta cayó a 188,6 millones de euros o 0,07 euros por acción en los seis meses finalizados el julio 31.

Al explicar la caída en los indicadores clave de crecimiento, Prada dijo en un comunicado que "las contracciones registradas en Hong Kong y Macao han tenido un impacto significativo en el rendimiento para el período, tanto en términos de ventas y como de márgenes."

De hecho, la depreciación del yuan ha encarecido las importaciones a China, por lo que el incentivo para los compradores chinos de viajar al extranjero para comprar bienes de lujo ha disminuido sustancialmente.

El beneficio neto fue notablemente inferior al del mismo período hace un año (244,8 millones de euros). El beneficio neto de 188,6 millones de euros para los seis meses finalizados el 31 de julio fue mejor de lo esperado por los analistas, que de media predijeron 175,4 millones de euros, según datos compilados por Bloomberg.

Los ingresos aumentaron un 4 por ciento respecto al año anterior hasta 1.800 millones de euros, un 5,9 por ciento debido a tipos de cambio constantes.

Asia Pacífico, foco de dificultades para Prada en el primer semestre

En la región del Pacífico asiático, donde Prada genera el 36 por ciento de sus ventas totales. La facturación cayó un 1,4 por ciento a tipos de cambio reales y un 17.5 por ciento a tipos de cambio constantes. En China continental, las ventas bajaron un 1,2 por ciento a tipos corrientes y un 19,3 por ciento menores a tipos constantes.

Esto es principalmente porque Hong Kong y Macao "no mostraron signos de recuperación Cualquier", dijo la empresa, y no se observa mejoría en el corto plazo. De hecho, Macao ha-sido herida por la campaña contra el soborno del gobierno chino, mientras que Hong Kong ha caído en desgracia con los turistas chinos desde las protestas democráticas del año pasado.

En realidad, las perspectivas de la compañía no son muy brillantes, ya que "No va a verse una gran mejora en la segunda mitad," tal y como explica en una reciente entrevista Donatello Galli. Los analistas que siguen el valor dijeron estar “trabajando en el derecho de la dirección de reducir los gastos en lo que podamos".

Los resultados del primer semestre no han supuesto una sorpresa, aunque sí que han afectado a la acción y a su evolución en bolsa. “Era algo que, de alguna manera, esperábamos, aunque ha seguido afectando a la cotización del valor en Hong Kong el martes”, revela un experto de mercado. A pesar del modesto avance, vale la pena recordar que los títulos de la casa de moda italiana han caído un 29,5 por ciento este año, en comparación con el desliz del 9,1 por ciento en el índice referencial Hang Seng, destaca el 'Wall Street Journal'.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO