Portugal ha facturado en 2015 unos 800 millones de euros a empresas de marcas fundadas o asentadas en Galicia, según datos de ATP (Associaçao Têxtil e Vestuário de Portugal).

La cifra es la más alta en los últimos años en los que se ha venido registrando un crecimiento sostenido, porque los fabricantes gallegos están dejando de producir en Asia.

Esto es posible porque el textil en Portugal ha mantenido casi intacta su estructura -cuenta con 8.000 empresas-, cosa que no ha hecho el gallego, y se ha sabido adaptar a una nueva demanda, más allá de la confección pura y dura, basado en el surtido de series cortas con elevado valor añadido.

A escala nacional, el año pasado Portugal vendió al mercado español artículos textiles por valor de 1.600 millones de euros, que representan el 33 por ciento del total de las ventas. De este porcentaje, Galicia supone ya más de la mitad del negocio, según la ATP.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO