¿Porque Bulgaria es el nuevo hub de aprovisionamiento de Europa?

Bulgaria, que entró a formar parte de la Unión Europea hace casi diez años, concentra en el sur del país más de 2.500 talleres de confección. Representa una de las más importantes producciones de textil de Europa donde los grupos de moda como Inditex, C&A, H&M, Hugo Boss o Marks&Spencer fabrican una parte de sus colecciones.

En menos de cinco años, Bulgaria se ha covertido en el centro neurálgico de la producción a bajo coste. Las más grandes empresas búlgaras, como Bella Style por ejemplo, pueden fabricar hasta 5.000 piezas por día. Los pantalones de tela y denim cuestan 15 euros y pueden llegar a costar hasta 27 euros. Un precio que desafía toda competencia.

La industria de la moda emplea un total de 116.768 personas y la mayoría de ellas, 88.076 personas trabajan en la confección. Lejos detrás se encuentra la industria del cuero con 15.500 trabajadores y 13.192 en la del textil.

Bulgaria planta cara a China

Si el antiguo El Dorado de las marcas de moda era China por sus producciones en masa y sus bajo costes de fabricación, muy por debajo de los otros hubs mundiales como la India, Bangladesh o Turquía, hoy Bulgaria es el aliado de las marcas occidentales.

El primer motivo para deslocalizar una parte de su producción a Bulgaria es el precio de la mano de obra, uno de los más económicos en Europa. Por regla general, las obreras trabajan ocho horas diarias por un sueldo mensual de 230 euros de media. Un sueldo superior al sueldo chino, pero también el más barato de Europa.

Como en todos los países en desarrollo, las mujeres representan el corazón de la actividad del sector con una edad media de 45 años.

¿Porque Bulgaria es el nuevo hub de aprovisionamiento de Europa?

Plazos de entrega en tres semanas

Otra ventaja para hacerse una plaza de primera categoría en el mapa global de aprovisionamiento: los plazos de fabricación y entrega. Más cortos que en el gigante asiático, los productos confeccionados en Bulgaria –por comandas comprendidas entre 200 y 5.000 piezas-se entregan en tres semanas en Europa, contra ocho semanas desde China.

Hoy la transparencia es un factor importante en la compra de los consumidores y la etiqueta «Made in Europa» utilizada por las fábricas búlgaras es un punto a favor. Los consumidores prefieren comprar “en casa” más que en cualquier otro país de Asía.

El textil contribuye a la economía sumergida

A pesar de todo, las condiciones siguen siendo precarias. Muchas costureras a domicilio, bordando y cosiendo piezas delicadas como las perlas o lentejuelas, trabajan en negro y se vuelven dependientes de las tarifas impuestas por los fabricantes.

Hoy en día, con la demanda en aumento, el sector del textil en Bulgaria crece un 4 por ciento cada año. El mercado europeo es el principal beneficiario ya que es el destino es del 95 por ciento de la producción, que incluye ropa, zapatos y accesorios.

El año pasado, Bulgaria creció un 3,4 por ciento, una de las más grandes cifras de la UE. Según el politólogo Evgeni Dainov, “es posible que Bulgaria llegue a ser una potencia económica, modesta, pero con sueldos correctos”. Solo falta que el país se libere de la corrupción, por parte las organizaciones internacionales y la población búlgara, que forma el principal factor de pobreza, publicaba la AFP hace unos meses.

Fotos : Texar Bulgaria

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO