(Publicidad)
(Publicidad)
Pena reducida por fraude fiscal para la heredera de Nina Ricci

La heredera de la firma de moda Nina Ricci fue condenada el viernes por el tribunal de apelación de París a una pena de tres años de prisión en suspenso y a un millón de euros de multa por ocultar millones de euros a hacienda durante años.

Esta pena de "tres años de prisión va totalmente acompañada de una suspensión con pena condicional", cuya duración se fijó en tres años y cuyas modalidades no fueron precisadas en la audiencia. Igualmente se confiscaron dos propiedades de Arlette Ricci, de 76 años. Esta decisión de apelación confirma "la decisión de culpabilidad" en el juicio de primera instancia pero reduce las penas pronunciadas.

En 2015, Ricci fue condenada a tres años de prisión, dos de ellos en suspenso, un millón de euros de multa y a la confiscación de sus propiedades, una de las penas más duras en este tipo de casos. La heredera, que no asistió a su proceso por "razones de salud", estaba acusada de haber escondido durante más de 20 años a las autoridades fiscales francesas un patrimonio de más de 17 millones de euros, registrado en Suiza.

Teniendo en cuenta la prescripción, Arlette Ricci fue condenada, como en primera instancia, por fraude fiscal por los años 2007 a 2010, blanqueo y quiebra fraudulenta. Su deuda fiscal global, objeto de un litigio aún en curso, está valorada por hacienda en unos 10 millones de euros.

El fraude de la heredera de la conocida modista fue detectado en la "lista Falciani", que censa las cuentas no declaradas de clientes de la filial suiza del banco HSBC, sustraídas por un empleado del establecimiento, Hervé Falciani, y transmitidas a las autoridades francesas. (AFP)

Foto: Nina Ricci Facebook