Nylstar Fashion Group apuesta por la moda femenina y deportiva

Dos años después de que Nylstar Fashion Group se haya hecho con la firma de bolsos Lupo Barcelona, la empresa catalana de hilatura y tejidos sigue creciendo y apuesta cada vez más por nuevos tejidos enfocando ahora su creatividad a la moda femenina y la moda deportiva.

Para Lupo, ha lanzado una primera colección de prêt-à-porter que fue presentada en el marco de la pasarela 080 Barcelona Fashion el pasado mes de julio de la mano de Meryl. La colección que se prepara desde el pasado verano 2013 se llama Lupo by Meryl y estará disponible en tiendas para la primavera-verano 2016.

No es casualidad si Lupo entra ahora en el segmento del prêt-à-porter ya que Nylstar Fashion Group ha creado una división para el diseño y la producción de colecciones para terceros como L’Etoile Sport o Proenza Schouler como marcas de moda para mujer.

La empresa catalana, cuya sede está ubicada en Blanes (Girona), tiene ya 90 años de experiencia en hilatura y comenzó comercializando medias para la mujer, un público que la firma conoce a la perfección. Y siguiendo la innovación y a medida que se haya ido restructurando –adquiriendo por ejemplo la marca ingrediente francesa Meryl Fiber en 2008 (renombrada Meryl)- ahora Nylstar dispone de más de 150 referencias de tejidos para satisfacer a una amplia gama de clientes exigentes y conocedores de calidad.

Relaciones estratégicas para crecer a nivel internacional

En una entrevista, Carla Fernandez-Moreno -directora de Comunicación y Marketing del grupo- comenta: “colaboramos con clientes para desarrollarnos a nivel interno”. Fuente de su experiencia en el sector de las medias, los tejidos de “sport technologies” como para el running les funcionan muy bien. Y entre las firmas que trabajan con Nylstar están los gigantes del deporte Nike y Reebok pero también los verticales como Oysho o Desigual que apuestan cada vez más por la ropa deportiva. “En lo que al mercado del deporte se refiere, y en la región EMEA concretamente, estamos apostando principalmente en los segmentos del running, studio (yoga y pilates) y outdoor”, añade.

Frente a la alta demanda de tejidos tecnológicos, Meryl ha creado su propio label de deporte “Meryl Sport” dedicado a la práctica de deportes “studio” como el yoga o pilates. “Hemos empezado a vender algunas prendas “Meryl Sport” en nuestra web este verano. Por cada prenda, hay que contar unos 60 euros para la colección básica de deporte.”

Nylstar Fashion Group apuesta por la moda femenina y deportiva

Carla Fernandez Moreno explica que el grupo (propiedad del grupo inversor Praedium) establece relaciones de colaboración con tejedores estratégicos. “El departamento de Meryl Fabrics comercializa tejidos producidos por nuestros partners del programa Growing Together. Con esta relación, entre otras cosas, establecemos que les entregaremos hasta una cantidad específica de hilo de forma gratuita, y a cambio nuestros partners nos entregan una parte de la producción del tejido fabricado con ese hilo. Este tejido lo usamos principalmente para muestras, pero también lo comercializamos. De momento, la mayoría de nuestros partners de este programa están en Europa, pero también tenemos algunos partners estratégicos en Asia (Taiwán, Sri Lanka, China, Corea del Sur y Japón) y en América (Canadá, principalmente)”, comenta la directora a de comunicación y marketing.

Por otro lado, desde el pasado mes de mayo, Nylstar opera a su cargo la planta de Sant Pere de Vilamajor (Barcelona) de Puntiblond. Con este acuerdo Nylstar está ampliando su oferta de tejidos premium para deporte y moda.

“Nos hemos reinventado las reglas del juego”

Con la recuperación del control total de Meryl en diciembre de 2013, Nylstar Fashion Group ha empezado 2014 como un año de transición en el que ha cambiado su modelo productivo pasando a producir contra pedido y renovando su cartera de clientes. “Si en 1992 Barcelona estaba de cara al mar con los Juegos Olímpicos, el 28 de diciembre de 2013, nos hemos puesto de cara al mercado”, se divierte a comparar Carla Fernandez. “Ahora vendemos a aquellos clientes que quieren Meryl, incluso sabiendo que nuestros precios son más altos que los de nuestra competencia. El cliente de Nylstar es un cliente muy exigente que busca en nosotros no sólo un productor de hilo. Por eso trabajamos cada canal de manera independiente, estableciendo relaciones de partenariado. Trabajamos codo a codo con nuestros clientes con una clara visión de mercado para ofrecer las soluciones que demanda el consumidor en cada momento. Por otro lado, estamos invirtiendo en dos nuevas áreas de negocio además de Meryl Yarns: Meryl Fabrics (Tejidos) y Meryl Collections (Colecciones). Esta inversión ha empezado a ver sus frutos en abril y mayo, cuando hemos obtenido los primeros beneficios directamente relacionados con estas dos nuevas áreas de negocio.

Nylstar, que acaba de crear una filial en Nueva York refuerza también su presencia en la región Asia Pacifico con la próxima apertura de una filial en Hong-Kong.

Con una media de 15.000 toneladas fabricadas anualmente, a escala internacional la empresa exporta el 85 por ciento de su producción. El 20 por ciento se genera en Medio Oriente y África, el 15 por ciento en América, otro 15 por ciento en Asia Pacífico y el resto en Europa.

Foto: Carla Fernandez Moreno por Quim Puig

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO