Nueve meses de altibajos para la moda europea: del Brexit al ‘efecto Amazon’

Durante los primeros nueve meses de 2016, los minoristas de moda y textil en Europa han sufrido una caída generalizada de las ventas en el canal minorista. FashionUnited analiza los factores que se esconden detrás del ‘annus horribilis’ de la moda europea, desde el Brexit hasta los primeros cambios estructurales motivados por el llamado ‘efecto Amazon’.

La unidad de Inteligencia de Negocio de FashionUnited ha analizado la evolución de la venta al por menor de textiles, ropa, calzado y artículos de cuero en tiendas especializadas durante los primeros nueve meses de 2016 y comparado estos datos con los del mismo período del año anterior.

Minoristas en Francia, Bélgica y Reino Unido, gravemente afectados por el terrorismo y Brexit

Pese a que el desliz del total de ventas al por menor en tiendas especializadas en los 28 países que conforman la Unión Europea fue menor (-0.2 por ciento), los minoristas con sede en países como Francia, Bélgica y Reino Unido han sido los peor parados durante este periodo, sufriendo pérdidas más profundas que sus pares que operan en otros mercados europeos.

FashionUnited Business Intelligence ha estudiado las posibles razones detrás de una caída tan pronunciada, descubriendo que las tasas de desempleo en Francia, las secuelas de los ataques terroristas en 2015 en Francia y la vecina Bélgica y la incertidumbre generada por la inminente salida del Reino Unido de la Unión Europea han sido los principales factores que afectan al sector minorista de ropa.

"El terrorismo está activo en las costas de Europa, con grandes atrocidades que ya han tenido lugar en los lugares de moda de lujo como París y las Costas de Azure", dijo en una entrevista Fflur Roberts, al cargo de la sección de productos de lujo de Euromonitor International.

ForwardKeys explicaba anteriormente que, el año pasado, Europa fue la única región del mundo que recibió menos reservas internacionales en 2016 que en 2015, con un descenso del 2,1 por ciento con respecto al verano anterior.

Nueve meses de altibajos para la moda europea: del Brexit al ‘efecto Amazon’

La tabla muestra el porcentaje de cambio en la venta al por menor de productos textiles, ropa, calzado y artículos de cuero en tiendas especializadas en los tres primeros trimestres de 2016 frente al mismo periodo en 2015

Los minoristas de lujo se resienten del descenso del turismo en las capitales europeas

Los minoristas de lujo también sufrieron grandes pérdidas durante el periodo analizado, viéndose obligados a replantearse sus estrategias comerciales y de crecimiento a tenor de los últimos acontecimientos. En el verano de 2016, Prada informó por primera vez desde 2011 una de una disminución importante en las ventas, citando el terrorismo como uno de los principales culpables. Hermes y Louis Vuitton hicieron lo propio poco después.

"La infraestructura europea de transporte y turismo también ha sido un objetivo clave para los ataques (terroristas). Tales eventos tienen un impacto inmediato en el turismo y, posteriormente, en el gasto de lujo, con disminuciones cortas y fuertes en el período posterior ", enfatizó Roberts.

Confirmando esta tendencia, los datos recopilados por FashionUnited muestran a Bélgica como el principal perdedor tras sufrir un recorte del 5,5 por ciento en ventas en el canal minorista en los primeros nueve meses de 2016 frente al mismo período del año anterior. Los ataques terroristas perpetrados por el grupo terrorista Estado Islámico en marzo en el aeropuerto y metro de Bruselas supusieron una pérdida de cerca de 1 millón de euros en ingresos de negocios e impuestos para el país. Además, los niveles de turismo aún no han recuperado: tras los ataques, las reservas internacionales a Bélgica disminuyeron un 23 por ciento, según datos de Euromonitor.

Mientras tanto, la vecina Francia pasaba por dificultades similares originadas por una serie de ataques terroristas en París, Rouen y Niza, que provocó un descenso del 11 por ciento en las reservas internacionales. Además, la creciente tasa de desempleo nacional (+10.8 por ciento) tuvo un impacto en los consumidores, que se han vuelto más cautelosos con el gasto, afectando a su vez al negocio de moda minorista, que ha perdido un 4.3 por ciento en ventas de enero a septiembre de 2016.

¿La culpa es del Brexit o de Amazon?

Con un descenso del 3,1 por ciento en las ventas minoristas para el período analizado, el Reino Unido ocupa el tercer lugar en el grupo de perdedores. Inmediatamente después de la votación que ha desatado el Brexit, la incertidumbre política llevó a una disminución severa en la confianza del consumidor, afectando por tanto al desempeño de ventas al por menor. Pese a que muchas marcas británicas -desde ASOS a Burberry- se han beneficiado de una libras más baja, dichas ganancias no se han trasladado a los compradores británicos, quienes han visto su poder adquisitivo severamente mermado a medida que la libra se devaluaba.

Sin embargo, el Brexit podría no ser la única razón de los problemas de los minoristas del país. Muchos analistas señalan que hay un cambio notable en las preferencias de los compradores hacia el canal online, originado por la mayor conveniencia y mejores precios y liderado por el omnipresente Amazon.

En total, las ventas online en Europa sumaron 45.530.000 millones de euros, añadiendo un 13.3 por ciento desde los 40.185.000 millones de euros del año anterior, destaca E-commerce Europe. El Reino Unido lidera este cambio de tendencia con el 81 por ciento de los compradores escogiendo el canal en línea.

Foto: Flickr, by Achim Hepp

 

Related Products

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO