La cadena de moda británica se estaría planteando cerrar el 10 por ciento de sus establecimientos en su mercado de origen.

Fuentes cercanas al asunto citadas por Sky News explicaron que si el plan de cierres sale adelante, significaría el cierre del 10 por ciento de las tiendas de New Look (60 tiendas) con reducciones considerables de alquileres en muchas de las sucursales restantes.

New Look posee 600 tiendas en todo el país y, según las mismas fuentes, estaría buscando entrar en un acuerdo voluntario de la empresa (CVA por sus siglas en inglés). Este proceso - legalmente vinculante con los acreedores de la empresa - permite que una parte de la deuda se pague en un período de tiempo determinado. Este acuerdo requeriría el consentimiento de los tenedores de bonos de la firma de moda, mientras que a los propietarios y otros acreedores se les pediría que voten sobre el plan más adelante.

En este sentido, 'The Sunday Times' publicaba a principios de enero que el seguro de crédito había sido retirado a muchos de los proveedores de New Look, una medida que obligaría a la compañía a pagar por los productos por adelantado.

New Look ha sido una de las firmas de moda rápida peor paradas de Reino Unido, con una reducción en las ventas comparables en sus tiendas de Reino Unido de más del 8 por ciento en el último trimestre. La compañía es propiedad desde 2015 de Brait, un vehículo de inversión liderado por el empresario Christo Wiese.