Monsoon Accesorize arranca su reestructuración con el cierre de 141 tiendas

La prensa local se hizo eco durante el fin de semana del plan de restructuración anunciado por el consejero delegado del grupo minorista de moda Monsoon Accesorize. La cadena de moda británica cerrará 141 establecimientos en los próximos meses.

Tal y como ha transcendido, las tiendas que echarán el cierre son aquellas compartidas en la actualidad por ambas marcas del grupo. La firma textil se centrará primero en cerrar aquellas tiendas cuyo alquiler expire en los próximos cinco años, con la intención de “desacoplar” ambas marcas.

Según 'The Guardian', la decisión del minorista supondrá el cierre de 141 establecimientos en los que actualmente se venden las dos marcas de la casa de manera indistinta. En un intento de acallar las preocupaciones sobre la pérdida de empleos que esta decisión acarreará, la empresa se ha apresurado a asegurar que abrirá más tiendas dedicadas a cada marca de manera independiente.

Hasta la fecha, Monsoon Accessorize emplea a 5.500 personas y cuenta con más de 300 tiendas.

El CEO de Monsoon empieza el plan de recorte cerrando 141 establecimientos

La reestructuración es parte de una revisión estratégica por parte del recién nombrado director ejecutivo, Paul Allen. Allen, que tomó el timón de la tienda de moda el pasado mes de enero, ha puesto en marcha un plan de reestructuración destinado a reducir los costos mediante el cierre de sus tiendas más grandes y la introducción de más quioscos Accessorize en estaciones de tren y aeropuertos, además de concesiones en grandes almacenes.

Monsoon Acccesorize es propiedad de la empresa del magnate Peter Simon, Drillgreat Limited, que experimentó una caída de ventas del nueve por ciento el año pasado, para cerrar el año fiscal 2015 el 31 de agosto con 465 millones de libras, incluyendo una caída del cinco por ciento en las ventas comparables en el Reino Unido.

Además, anotó una pérdida antes de impuestos de 155 millones de libras.

Comentando los últimos resultados, el director general de la compañía reconoció que Monsoon Accessorize ha tenido un año decepcionante, culpando del pobre desempeño de Monsoon al clima inusual y a la guerra de descuentos que asola el comercio minorista.

Por otro lado, el fundador de Monsoon y Accessorize, Peter Simon, se ha comprometido a no retirar dividendos adicionales por valor de varios millones de libras durante la reestructuración, informa el 'Telegraph'.

Cabe recordar que el año pasado el magnate de la moda se pagó un dividendo de 26,9 millones de libras, pese a las dificultades de la marca Un año antes, Simon recibió un pago de 21 millones de libras.

Imagen:Web Oficial Monsoon

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO