Moda postcoronavirus: Adiós globalización, hola Europa

Madrid – El regreso a la producción en Europa y dejar a un lado la política de deslocalizaciones, fruto de la globalización industrial, que ha venido impulsando el sector a lo largo de los últimos 30 años. Estas son algunas de las últimas propuestas que comienzan a barajarse desde el ámbito de la moda y del textil, como medidas con la que comenzar a afrontar la reconstrucción industrial necesaria con la que mitigar, lo más pronto posible, los duros estragos causados a cuenta de la pandemia por coronavirus en España. País que se ha visto especialmente afectado a nivel mundial por los efectos del virus.

Así al menos lo defiende la organización empresarial del Consejo Intertextil Español (CIE). Desde donde abogan por el regreso a la fabricación en Europa y el rechazo a la dependencia de terceros país, a través de un comunicado recogido por la agencia Europa Press. Misiva en la que igualmente solicitan una uniformidad fiscal y arancelaria que permita a todas las empresas competir en igualdad de condiciones durante esta nueva era “postcoronavirus” hacia la que nos encaminamos.

“Se ha demostrado que la dependencia de proveerse en lejanía puede ser nefasta, pues nos deja sin respuesta rápida a cualquier circunstancia excepcional”, apunta el CIE. “De hecho”, subrayan, “los países que mejor se están defendiendo contra la pandemia son aquellos que no depende de terceros para proveerse de productos sanitarios. Y esa lección es aplicable a todo el sector”, destacan desde la patronal española. Unas declaraciones que no hacen sino incidir en el hecho de que las reconversiones industriales acaecidas en el sector, donde son múltiples las empresas que han redirigido sus líneas de producción a la fabricación de mascarillas y otras piezas de material sanitario, no se hubieran llevado a cabo ni con la suficiente agilidad ni con la envergadura necesaria como consecuencia de la deslocalización de su poder de producción hacia terceros países. Mostrándose ahora las dificultades, tanto en tiempo como en cantidades, para la importación de los materiales y de la materia prima necesaria para la fabricación de las “armas” necesarias con las que luchar frente a esta pandemia.

“Necesitamos fabricar en Europa”, destacan desde CIE. “Pero no porque solo miremos por el interés de nuestras empresas, sino porque somos esenciales para la sociedad”. “Ademas”, remarcan, “podemos hacerlo de forma sostenible, respetuosa con el medio ambiente y con unas relaciones laborales basadas en la confianza”.

Una industria de la moda sólida necesaria ante momentos de crisis

Para poder llevar a cabo estas pretensiones de “devolver” la mano productiva ha Europa, el Consejo Intertextil Español defiende que las instituciones estatales y europeas adopten una política de uniformidad fiscal y arancelaria que permita a las empresas competir en igualdad de condiciones. Un marco regulatorio acorde con la nueva situación que se ha abierto, que permita al viejo continente contar con “un tejido industrial completo”.

“Es preciso un ecosistema industrial europeo fuerte y sostenible, y para ello tenemos que mantener toda la industria auxiliar que nos queda, pues se demuestra que la misma es fundamente en momentos de crisis”, destaca el CIE. Desde donde igualmente, y en relación a esta nueva situación generada, se defiende el papel que España “puede y debe” jugar como “uno de los líderes” del sector de la moda y el textil; industria que puede servir de motor para la recuperación. “Tenemos grandes compañías distribuidoras, verdaderos líderes mundiales, que deben ser tractores en esta recuperación. Nuestras empresas son socios plenamente confiables para desarrollar su negocio, y orientar el aprovisionamiento hacia zonas cercanas debe ser una obligación”. Pero “tenemos que ser ambiciosos e ir más allá”. “Incluso”, destacan, “podemos pensar en recuperar actividades que fueron desplazadas a terceros países y que, en este nuevo escenario, podrían volver” plantean desde el CIE. Patronal que estima que ha llegado el momento para un “gran acuerdo” que asiente los pilares del futuro del sector, tanto a nivel español como europeo. Pues “Europa necesita una instruida de la moda poderosa, flexible, próxima”, apostillan. Una industria “capaz de atender las demandas de todo tipo de producción, con todos los subsectores representados en nuestro tejido industrial”.

Photo Credits: Pexels.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO