Michael Kors: los peligros de convertirse en omnipresente

Michael Kors (NYSE: KORS) ha reportado un fuerte tercer trimestre en términos de ingresos, con ganancias por acción de 1,48 dólares. Se trata de cifras que han sobrepasado con creces las expectativas promedio de los analistas de 1,34 dólares por acción.

Sin embargo, el minorista ha decepcionado a muchos en el mercado, dado que la - hasta ahora - marca imparable se ha vuelto demasiado omnipresente, perdiendo así parte de impulso y atractivo para los inversores.

Durante los últimos tres meses, los ingresos se dispararon un 30 por ciento mientras que las ganancias avanzaron casi un 24 por ciento en los últimos tres meses. Además, las ventas en tiendas abiertas hace más de un año aumentaron un 8,6 por ciento. Internet se ha convertido en una gran fuente de ingresos, registrando un aumento de las ventas en línea del 76 por ciento.

No obstante, Michael Kors se ha quedado corto en opinión de varios analistas que siguen el valor, que argumentan que los adversos efectos cambiarios han afectado a la empresa más de lo esperado.

Michael Kors pierde fuelle en su mercado doméstico

La marca neoyorquina informó además sobre cómo las ventas en sus sucursales norteamericanas abiertas durante más de un año había crecido sólo un 6 por ciento – esto es, al ritmo más lento desde 2011.

Este dato no sólo desató las alarmas sobre una desaceleración en el mercado doméstico del minorista, sino que además supuso una caída del 9 por ciento de las acciones en Wall Street. Los inversores están preocupados de que tanto los descuentos y recortes de precios pesen sobre los márgenes, destacó el 'Daily Mail'.

Hasta la fecha, doce analistas de inversión han valorado las acciones con una calificación de 'mantener', dieciocho han asignado un "comprar" y uno asignó una recomendación de "compra fuerte" para la compañía. Michael Kors Holdings tiene a día de hoy un precio objetivo de consenso de 95,28 dólares por título.

Ser "demasiado popular" y el aumento de inventario, los principales retos

A día de hoy, ser demasiado popular y tener un inventario demasiado amplio son los principales retos a los que se enfrenta la compañía de moda estadounidense.

La analista de retail Marie Driscoll comparte sus preocupaciones al destacar que Michael Kors ha iniciado el nuevo trimestre con un aumento de inventario del 65 por ciento, que se debe en gran medida al despegue del negocio de comercio electrónico de la firma. "Esa es una gran cantidad de inventario en una categoría cada vez más competitiva", escribe Driscoll, quien se reconoce “preocupada” al respecto.

Por otra parte, el experto de mercado Robin Lewis explica en una entrevista con 'Business Insider' que la popularidad generalizada – que Lewis llama el "beso de la muerte para las marcas de moda”, está afectando en especial a las marcas de moda posicionadas en los sectores de consumidores más jóvenes".

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO