Marks&Spencer: menos ventas, más benéficos y otras 20 tiendas cerradas

Madrid- Llegan los primeros “brotes verdes” al grupo británico Marks&Spencer. O así al menos lo afirman desde la propia compañía, que ayer mismo publicaba sus resultados financieros respecto del ejercicio fiscal de 2018.

Pero a pesar del entusiasmo que se quiso transmitir desde sus órganos directivos, lo cierto es que las ventas del grupo se redujeron un 3 por ciento a lo largo del último ejercicio, hasta situarse en la cifra de los 10.400 millones de libras. Por el lado positivo, el beneficio del grupo alcanzó los 85 millones de libras. Una subida del 26,6 por ciento, que se vio mermada a causa de una serie de costes extraordinarios por valor de 440 millones de libras. De los que aproximadamente la mitad, fueron ocasionados por la continuación del duro programa de ajustes y de cierre de establecimientos en el que se encuentra inmersa la compañía británica.

“No podemos dejar de hacer los cambios que necesitamos para modernizar nuestro negocio”, se apresuraba a declara Steve Rowe, CEO de M&S, a través de un comunicado emitido por la propia compañía. “M&S necesita cambiar, y cambiar rápidamente. Estamos en la primera fase de nuestra transformación, construyendo los cimientos básicos para poder obtener un crecimiento sostenible y rentable para nuestros inversores”.

Más cierres de tiendas

El grupo ha asegurado que continuará e intensificará su programa de cierre de establecimientos, al que acaba de sumar otras 20 de las tiendas que ofrecen su línea completa de negocio: moda y alimentación. En total la compañía planea echar el cierra a un total de 72 centros, además de los 48 que ya ha cerrado.

Con más de 1.000 puntos de venta entre grandes almacenes y pequeños establecimientos, Marks&Spencer está experimentando las mismas dificultades que viven otros grandes grupos de distribución norteamericanos y europeos, entre ellos El Corte Inglés. Cadenas en serios problemas para lograr actualizar sus espacios a los nuevos hábitos de compra de los consumidores, a la reducción del consumo, la entrada de nuevos competidores y, sobre todo, al auge del comercio online.

Los objetivos en este sentido de M&S pasan por reducir un 25 por ciento su espacio de venta dedicado a sus colecciones de ropa y hogar. Porcentaje que la compañía estima que ya se ha trasladado a su negocio online.

A pesar de la gran cantidad de cierres que planea llevar a cabo la cadena británica, Rowe aseguró que “esto no es solo un programa de cierres”. Y es que la compañía, tal y como anunciaba el periódico The Guardian, planea compensar los cierres con la apertura de unas 95 nuevas tiendas, principalmente de alimentación, en los próximos 5 años. Un sector al que parece redirigir todos sus esfuerzos, sobre todo después de que el pasado marzo la compañía anunciara la compra por 750 millones de libras de la mitad del grupo Ocado. Una compañía británica de supermercados que opera exclusivamente de manera online.

Photo Credits: Marks&SPencer.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO