Mango avanza en omnicanalidad: incluye a sus franquiciados en su negocio online

Madrid – La firma española de moda Mango da un importante y significativo paso en su avance en el terreno de la omnicanalidad, con su reciente decisión de ceder parte de los ingresos generados en su canal online a los establecimientos operados bajo la modalidad de franquicia de la compañía. Una decisión que el Grupo ha dado a conocer hoy y que tendrá efectos retroactivos con fecha a 1 de enero, con una primera etapa de la que saldrán beneficiadas sus franquicias en España, Francia y Holanda. Primeros países sobre los que se aplicará la medida, a la espera de consolidar y expandir el proyecto a otros países a partir del año 2021.

El que el primer paso de esta estrategia para hacer partícipes a sus franquiciados de sus ventas en el canal online se haga en España, Francia y Holanda, responde al gran volumen de franquicias de Mango con las que cuentan los tres mercados; 142 en el caso de España, 82 en el de Francia y 18 establecimientos franquiciados en el de Holanda. Entrándose a valorar, llegada la hora de ceder estos ingresos, la facturación alcanzada por el e-commerce de Mango en relación a las ventas generadas en el área de influencia de cada uno de los establecimientos.

“Nos parece justo compartir parte de la facturación online con nuestras franquicias dado que las tiendas físicas son claramente responsables del importante crecimiento del negocio online”, nos explica Daniel López, director de Expansión y Franquicias de Mango, mediante un comunicado. “Muchas de las transacciones que finalizan en nuestro e-commerce”, añade, “surgen por visitas de nuestros clientes a nuestras tiendas físicas”, además de que “esta iniciativa nos permitirá trabajar de forma aún más estrecha con nuestra red de franquicias y acelerar el desarrollo e implementación de nuevas iniciativas de omnicanalidad en tienda, como por ejemplo, el servicio de click & collect”, mediante el que la compañía permite recoger un pedido online empleando el stock de la tienda física.

Avanzar en omnicanalidad y en al integración con sus franquicias

La decisión de compartir y hacer partícipes a sus franquiciados de la facturación online del grupo, responde al claro objetivo de la multinacional de avanzar en su omnicanalidad mediante una serie de estrategias que al mismo tiempo le permiten estrechar su relación con sus franquicias. Partes igualmente integrantes de una red comercial, sobre la que actualmente mantiene implementadas otras estrategias, como la entrega y devolución de pedidos online o las ventas en tienda física del stock de su tienda online.

“Gracias a este nuevo impulso, Mango acelerará todavía más en iniciativas Customer Centric, favoreciendo los flujos operativos para optimizar el stock y acercarlo a sus clientes”, añaden desde Mango; en relación a una medida que se integra en sus objetivos de “potenciar al máximo la omnicanalidad” y en su apuesta “por fomentar que la mayor parte de las transacciones online conlleven algún tipo de interacción con las tiendas físicas de la cadena”, entendidos como “el lugar de contacto más cualitativo y experiencial”. Contribuyendo además estas interacciones entre el canal online y el físico a “una reducción del impacto medioambiental generado por las entregas a domicilio”.

El auge del comercio online

Mango se convirtió en una de las primeras compañías de moda en adentrarse en el negocio del comercio online con el lanzamiento de su e-commerce en el año 2000. Una posición aventajada que la ha llevado, 20 años después, a que su área digital llegue a representar cerca del 24 por ciento de su facturación total. Una cifra que se traducía, tras haber logrado dispararse un 26,7 por ciento, en un total por valor 564 millones de euros durante su último ejercicio de 2019.

Sobre este mismo campo, Mango mantiene su objetivo de lograr incrementar las ventas en su canal digital hasta representar un 30 por ciento del total para finales de este mismo años 2020. Un valor que por otra lado “prevé superar”, nos aseguran desde la multinacional, “dado el buen funcionamiento que está experimentando en su e-commerce”. Consecuencia, debemos de entender, que propiciada por la gran desviación que se está observando desde el medio físico al canal online a razón de los efectos de esta pandemia por coronavirus. Virus que, de manera generalizada, está provocando una disminución de los flujos en los establecimientos físicos y disparando las visitas y las ventas vía e-commerce.

Photo Credits: Cortesía de Mango.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO