Macy’s anuncia 2.000 despidos y el cierre de 125 tiendas

Madrid – A la espera de hacer públicos sus resultados financieros del último cuarto trimestre de este ejercicio fiscal, previstos para el próximo 25 de febrero, la compañía estadounidense de grandes almacenes Macy’s ha celebrado hoy su día del inversor. Jornada que ha aprovechado para anunciar su estrategia para los próximos tres años, a través de la que buscará estabilizar y reposicionar la situación de la empresa. Uno de los principales actores del sector minorista de los Estados Unidos, dueña de las marcas Macy’s, Bloomingdale’s y Bluemercury, y con un volumen de ventas que durante su anterior ejercicio de 2018 alcanzó los 24,97 mil millones de dólares.

“Tenemos una visión clara de donde se encuentra Macy’s y nuestras marcas, Macy’s, Bloomingdale’s y Bluemercury, en el panorama actual del retail. Confiamos en nuestra estrategia Polaris y contamos con los recursos necesarios para devolver a Macy’s a una posición de rentabilidad y de crecimiento sostenido”, se encargaba de señalar mediante un comunicado Jeff Gennette, presidente y director ejecutivo de Macy’s. “A partir de ahora dirigiremos nuestros recursos a la parte más rentable de nuestro negocio, abordaremos de manera directa aquellas áreas que no lo son y exploraremos fuentes alternativas de ingresos. En los últimos tres años hemos demostrado que podemos continuar creciendo, sin embargo todavía tenemos mucho trabajo por hacer”. Para lo que “confiamos en que las estrategias que anunciamos hoy nos permitirán estabilizar nuestro margen en 2020, y establecer las bases para alcanzar un crecimiento y una rentabilidad sostenida a largo plazo”. “Los cambios que estamos introduciendo son profundos y afectan a todas las áreas de negocio, pero son necesarios”, apostillaba Gennette. “Sé que de ese periodo de transición saldremos fortalecidos, más ágiles y en mejor posición para competir con el entorno minorista actual”.

Cambio de sede y 4 nuevas marcas

La serie de medidas anunciadas hoy desde la compañía se han presentado organizadas en torno a 5 puntos estratégicos. Todos ellos desarrollados sobre la base de lograr implementar un cambio estructural significativo con el que reducir costes y eliminar trabajos duplicados.

Así, desde Macy’s han anunciado medidas dirigidas a fortalecer su vinculación con el cliente, como el lanzamiento de una nueva fase de su programa de fidelización. También mejorará su oferta comercial, fortaleciendo sus vínculos con destacadas marcas con las que lograr sumar valor añadido a la experiencia de compras de sus clientes, en su búsqueda por convertirse en el destino favorito de las mejores marcas. Oferta que se encargará de completar con 4 marcas propias a cuya construcción destinará mil millones de dólares. La compañía también continuará invirtiendo en su canal digital y en el crecimiento online de todas sus marcas, negocio con el que ya genera más de 6 mil millones de dólares anuales en ventas.

En cuanto al resto de los cambios más significativos, la compañía va a trasladar su sede de San Francisco a Nueva York, “el corazón de la industria de la moda”. Movimiento con el que esperan lograr una mejor coordinación y colaboración entre la empresa y sus principales socios comerciales.

Despidos y cierres

Capítulo aparte merece la optimización de la red comercial que la compañía acaba de anunciar, tras completar un análisis “riguroso” de cada uno de sus establecimientos. Informe para cuya elaboración se han evaluado toda clase de aspectos, como el valor general que representan para el grupo, su rentabilidad o el índice demográfico de los consumidores.

Como consecuencia de ese análisis, la compañía planea cerrar 125 de sus tiendas menos productivas a lo largo de los próximos 3 años, entre las que incluye 30 que ya están en fase de cierre, y que en suma representan un volumen de ventas anual de 1,4 mil millones de dólares. Al tiempo que también anuncia que continuará con la adaptación del resto de sus establecimientos, con la reforma de unas 100 tiendas más a lo largo de este 2020. Todos ellos cambios frutos de una reorganización de su modelo comercial, que sí afectará a su plantilla. A la que prevé reducir en unos 2.000 trabajadores.

Entre lo local y lo digital

La actualización de su red de establecimientos físicos, así como las continuas inversiones en su canal online, denotan el interés de Macy’s por avanzar hacia un nuevo modelo comercial, que ya anuncia, vendrá marcado por su carácter local y digital; con la puesta en marcha de nuevos formatos de tiendas como las Market by Macy’s. Unos establecimientos más pequeños ubicados fuera de los centros comerciales, que contarán con una oferta combinada de marcas seleccionadas y productos locales. Estando la primera apertura de esta nueva categoría de tiendas programada para mañana mismo, 6 de febrero.

“Nuestros clientes esperan comodidad y una experiencia personalizada a través de todos nuestros canales”, apuntaba nuevamente Gennette. “Y tenemos la oportunidad de construir una experiencia Macy’s más amplia e integrada dentro de las áreas metropolitanas invirtiendo en nuestras mayores tiendas, construyendo tiendas independientes de Macy’s Backstage y probando nuevas implantaciones y formatos más allá del de los centros comerciales”. “Cuando más y mejores sean nuestros puntos de venta, mayor será el compromiso y el ‘engagement’ que lograremos generar. Algo que nos permitirá crecer junto a la próxima generación de consumidores”.

Photo Credits: Macy’s.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO