• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • LVMH cierra en máximos tras disparar beneficios un +156 por ciento

LVMH cierra en máximos tras disparar beneficios un +156 por ciento

Por Jaime Martinez

28 ene 2022

Empresas

Photo Credits: Desfile de la última colección de Louis Vuitton diseñada por Virgil Abloh, durante la última edición de la Semana de la Moda masculina de París FW22. LVMH.

Si la pandemia está dejando tras de sí alguna serie de datos bien costatados, en cuanto al ámbito de la moda-retail se refiere, entre ellos estarían sin duda alguna el buen gusto que le hemos cogido al estilo “comfi” llevándolo más allá de las paredes de nuestras casas, el creciente uso que hacemos del canal online para la formalización de nuestras compras, y el buen negocio que representa el sector del lujo, gracias al indudable valor añadido del que son capaces de aportar unas marcas bien arraigadas en décadas y décadas de historia. Un hecho este último que, por si conservábamos alguna duda, se ha encargado de subrayar en estas últimas el holding internacional francés LVMH.

A este respecto, la multinacional francesa especializada en el sector del lujo ha dado a conocer sus últimos resultados financieros relativos a su último ejercicio fiscal completo de 2021. Periodo anual que finalizaba el pasado 31 de diciembre, durante el que la compañía matriz de casas y marcas tan conocidas como las firmas de moda Louis Vuitton, Loewe, Christian Dior o Kenzo, de casas de joyería tan conocidas como Bulgari, Chaumet o Tiffany’s, de bodegas como Dom Pérignon, Ruinart o Chandon y de cadenas minoristas como Sephora, volvía a cerrar en unos niveles máximos de facturación y beneficio, todo ello a pesar de la terrible contracción del consumo, de la disparada inflación, de la creciente crisis geopolítica a escala internacional o de las permanentes interrupciones que se han producido a lo largo de estos últimos meses dentro de las cadenas de valor, en una serie de circunstancias todas ellas auspiciadas en la aparición de esta pandemia por coronavirus.

Poniendo en valor esta serie de estimaciones, el holding internacional francés ha cerrado ejercicio con unos ingresos totales por valor de 64.215 millones de euros. Cifra que representa un +43,82 por ciento más con respecto a los 44.651 millones con los que cerraba el ejercicio de 2020, y valor que se sitúa igualmente un +19,65 por ciento por encima frente a los 53.670 millones que llegó a recoger al cierre del ejercicio de 2019. Un aumento de la facturación que se ha terminado reflejando en el capítulo de beneficios de la multinacional, que logra recoger al cierre de 2021 un beneficio operativo de 17.151 millones de euros, del cual la multinacional ha obtenido un beneficio neto atribuido por valor de 12.036 millones de euros. Cifra un +156 por ciento superior a los 4.702 millones de euros de 2020, así como un +68 por ciento más que con respecto a los 7.171 millones de beneficio neto atribuido que recogía al cierre del ejercicio de 2019.

“LVMH ha disfrutado de un notable comportamiento en 2021, en el contexto de una recuperación y salida gradual de la crisis sanitaria”, entraba a explicar Bernard Arnault, presidente y director ejecutivo de LVMH, a lo largo de unas declaraciones difundidas desde el propio conglomerado del lujo francés. “Los resultados récord del Grupo no podrían haberse alcanzado sin la eficiencia y la capacidad excepcional de nuestros equipos a la hora de adaptarse y lograr permanecer notablemente conectados a nuestros clientes, continuando inspirando sueños, a pesar de la crisis”. No obstante, “2021 también fue un año en el que LVMH se sintió profundamente afectada por el trágico fallecimiento de Virgil Abloh, cuyo genio creativo quisiera aplaudir”, destacaba Arnault. “Su inmenso y visionario talento y su gran sabiduría quedarán grabados para siempre en la historia de nuestro Grupo”.

Retomando los asuntos más ligados al comportamiento de la multinacional, añadía el presidente ejecutivo de LVMH en este balance de cierre de ejercicio, “nuestro objetivo de trabajar por lograr un comportamiento financiero sólido y nuestra incesante búsqueda de la excelencia, nos recuerdan nuestro compromiso diario de actuar por hacer del mundo un lugar mejor”. Siendo por ello el que “el Grupo y sus Maisons llevaron a cabo numerosas acciones en 2021 para promover la biodiversidad, proteger la naturaleza y preservar el talento y la artesanía, en algo que seguirán haciendo en los próximos años”.

Con la moda como principal área de negocio, en términos de ingresos y beneficios

Poniendo ahora nuestra atención sobre las diferentes divisiones en las que se organiza el modelo de negocio del holding francés, el ámbito de la moda y de los productos en piel es el que permaneció en cabeza una vez más destacándose como la principal área de negocio de la multinacional, recogiendo un total de 30.896 millones de euros. Cifra superior en un +45,69 por ciento a los 21.207 millones de euros del pasado ejercicio de 2020, un +38,94 por ciento más que con respecto a los 22.237 millones de 2019, y cantidad que supone un 48 por ciento de los ingresos totales de LVMH de todo este último ejercicio de 2021. Un aumento de facturación que conllevó del mismo modo un incremento en términos de beneficio operativo, valor que ha alcanzado los 12.842 millones de euros, un +79 por ciento más que frente a 2020 y un +75 por ciento frente al beneficio de 2019.

Después de moda, por volumen de facturación, se situaron dentro de los balances de la multinacional francesa las divisiones de “Selective Retailing” (11.754 millones de euros de facturación, 534 millones de beneficio), donde encontramos negocios que van desde la cadena Sephora a las galerías Le Bon Marché Rive Gauche de París; con la división de Joyería y relojería (8.964 millones de facturación, 1.679 millones de beneficio tras la incorporación a los balances de Tiffany’s); Perfumería y cosmética (6.608 millones de facturación, 684 millones de beneficio); Vinos y licores (5.974 millones de facturación, 1.863 millones de beneficio); y, finalmente, otros negocios menores del Grupo, cuyas operaciones le reportaron en suma un total de 19 millones de euros adicionales de ingresos, mediante unas inversiones que le han supuesto unas pérdidas de -451 millones de euros.

Afrontando 2022 “con confianza”

De cara a este nuevo ejercicio fiscal de 2022 en el que ya se ha embarcado la multinacional francesa del lujo, desde LVMH se muestran confiados en la fuerte resiliencia de su amplio portafolio de marcas y Maisons a la hora de poder sortear las presentes dificultades que planean en el contexto internacional. Afrontando así pues este objetivo con confianza, y el objetivo de seguir consolidando su posición como compañía líder global en el sector del lujo, apoyada por el talento de sus equipos y su permanente apuesta por la innovación a través de inversiones estratégicas.

“A pesar de las incertidumbres que permanecen presentes al comienzo de este nuevo año, que continúa viéndose afectado por problemas de índole sanitario”, añadía a este respecto Bernard Arnault, “nos acercamos a 2022 con confianza y estamos convencidos de que LVMH se encuentra en una excelente posición para fortalecer aún más su liderazgo en el mercado mundial del lujo”.