Lululemon agrada al mercado pese a una valoración 'hinchada'

Las acciones de Lululemon Athletica se dispararon más de un 9,5 por ciento el martes, hasta los 67,42 dólares cada una, después de que la compañía canadiense registrara un aumento mejor de lo esperado (10 por ciento) en los ingresos del primer trimestre.

Para el trimestre finalizado el pasado 3 de mayo, Lululemon ganó 34 centavos por acción, sobre ingresos de 423,5 millones de dólares, superando los 33 centavos por acción y 418,9 millones de dólares de ingresos que el mercado esperaba.

"Teniendo en cuenta que le precio supone casi 34 veces las ganancias, Lululemon parece caro", subrayan los analistas de 'Barron', que destacan cómo las ventas en tiendas comparables (tiendas físicas) cayeron un 1 por ciento durante el primer trimestre. Algunos analistas se han referido a la valoración de las acciones de la compañía como "hinchada".

Lululemon busca el crecimiento en el sector de moda masculina

De cara al futuro, Lululemon espera ahora ganancias por acción de 1,86 a 1,91 dólares y unos ingresos de entre 2.000 y 2.050 millones de dólares para el año fiscal que termina en enero de 2016. Por el contrario, la anterior previsión de la compañía era de ingresos de entre 1.970 y 2.020 millones de dólares.

En una nota positiva, el fabricante de ropa de yoga ha visto un aumento del 16 por ciento en tiendas comparables para el cuarto trimestre del año fiscal 2014 en el segmento de ropa masculina. Animado por el éxito que está teniendo entre su nuevo público, la compañía tiene previsto ampliar su surtido y abrir tiendas dedicadas en exclusiva a su línea de ropa masculina.

De esta forma, Lululemon está tratando de entrar en un mercado que, según Bloomberg, vale mil millones de dólares. Y cuentan con las novias y las esposas de su nuevo público para conseguirlo, ya que la empresa entiende que son éstas las responsables de descubrirle la marca a una gran cantidad de hombres.

Queda sin embargo otro motivo de preocupación: los altos niveles de inventario, que llegaron al final del último trimestre a aumentar un 31 por ciento, ascendiendo así hasta los 236,5 millones de dólares, frente a los 180,4 millones de dólares a finales del primer trimestre del año fiscal 2014.

Dicho aumento se debe a los problemas originados por el cierre del puerto de Los Ángeles, que dio lugar a retrasos en las entregas de muchos bienes de consumo, explica la revista 'Fortune'. Como resultado, el minorista advirtió de que los inventarios permanecerían altos "para los próximos dos trimestres."

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO