• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Los autónomos “en shock” frente al alza de las cotizaciones que plantea el Gobierno

Los autónomos “en shock” frente al alza de las cotizaciones que plantea el Gobierno

Por Jaime Martinez

22 nov. 2021

Empresas

Photo Credits: José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Gabinete de comunicación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Frente a las informaciones que de manera permanente, y a modo de ejercicio de presión, vienen filtrándose sobre las negociaciones que se están dando en el marco de la derogación, o modificación, de la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy, son varios los colectivos de trabajadores autónomos que han salido al paso, mostrándose seriamente contrarios y molestos con respecto a los acuerdos que se estarían tomando en la mesa formada por representantes del Gobierno y los denominados agentes sociales. Unos pactos que, a su entender, solamente se estarían traduciendo por el momento en tratar de aumentar las cargas de este colectivo, duramente golpeado por los efectos de la pandemia y afectado por el alza de sus cotizaciones, para las cuales además el Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez ya contempla aplicar una subida mensual, como consecuencia del plan para la reforma del sistema de las pensiones diseñado por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. Una actuación ya acordada con los sindicatos, en virtud de la cual se llevará a cabo un aumento de 0,6 puntos de las cotizaciones desde 2023 a 2032.

“Los autónomos siguen en shock, al enterarse de que en medio de una situación de crisis como la que aún seguimos atravesando, se ningunea a nuestro colectivo, aumentando las cargas sociales y fiscales de las reformas propuestas” y “sin atender antes a las graves pérdidas que arrastramos desde marzo de 2020”, entra a explicar Pedro García, presidente de la asociación Autónomos Unidos para Actuar (AUPA), a través de un comunicado.

Este conjunto de reformas, y en especial lo que refiere la modificación de la reforma laboral que ha impulsado el Ejecutivo, supondría “abrir un melón muy complicado, entablar negociaciones con los agentes sociales y el resto de partidos y plantear qué sistema laboral queremos entre todos”, pero “ahora se acuerda sin más”. “No damos crédito”, añade, y “nos preocupa por lo que supone cambiar las reglas del juego y por el mensaje que se envía a Bruselas y al resto de la Unión Europea”. “Necesitamos el apoyo de Europa y no podemos transmitir el mensaje de que nuestro país va por libre”, destaca García, al tiempo que solicita al Gobierno y al resto de los agentes sociales, que “se dejen de cuentos y distracciones planteando la derogación y modificación de la reforma laboral, mientras incluyen en ella mayores cargas y costes para las empresas, algo que sólo aporta más incertidumbre en la precaria y difícil situación económica española de la que dependen directamente los más de tres millones de autónomos”.

Mientras tanto, en lo que atañe al reforma del sistema de pensiones, García sostiene el que “la solución a la recuperación de la hucha de las pensiones está en fomentar y crear empleo, no en ahogar a los autónomos, que ya tienen empleados, con mayores cargas”. Algo con lo que “lo único que conseguirán es aumentar los despidos y destruir el poco empleo que aún son capaces de mantener”.

Photo Credits: Aupa.

Trabajar en impulsar las contrataciones para limitar el aumento de las cargas

Frente a este aumento de la presión impositiva y de las cargas que en contra del colectivo de los trabajadores autónomos tendrían programado aplicar desde el Ejecutivo, además a través de distintas vías, desde Aupa no defienden, sino que exigen, el que se mantengan las ayudas y las medidas de apoyo dirigidas a los autónomos y sus empleados. El que estas lo estén mientras no se logre completar la recuperación de los negocios, y el que además se completen con medidas que ayuden a incentivar las ventas y el consumo. Objetivos que, a su entender, permitirían aumentar las contrataciones.

“Es una regla fácil de entender”, apunta García, ya que “a más empleados, más cotizaciones”. “No es necesario aumentar las cargas si se trabaja en aumentar los cotizantes”, subraya el presidente de Aupa, al tiempo que reclama el mantenimiento de las ayudas, así como el que se lleven a cabo los esfuerzos necesarios para garantizar el que estas se dan de una manera real. Ya que “en algún punto está fallando el sistema y el dinero”, tanto procedente de las ayudas ICO como de los fondos Feder, “no está llegando a tiempo”, traduciéndose en una mayor destrucción de empresas. Algo a lo que está contribuyendo, destaca García, “una burocracia que amenaza con poner en riesgo la subsistencia de muchas familias”, imposibilitando el que puedan acceder de una manera ágil a esas ayudas, razón por la que pide que se simplifiquen al máximo posible los procesos.

“Si nuestras ventas se recuperan lentamente no es lógico que nuestras cargas sociales y fiscales nos asfixien y entorpezcan el crecimiento”, apuntan desde la organización, siendo “lo lógico”, sostienen, “que dichas cargas vayan en la misma línea” progresiva. Algo que no confían en que se encuentre entre los parámetros a aplicar desde el Ejecutivo, razón por la que “el único apunte positivo que espera Aupa sobre las medidas y la reforma laboral, es que verdaderamente se escuche y se hable con todos los implicados”. Algo que, subrayan, “hasta ahora no se ha hecho”, motivo por el que la organización “sigue dejando en entredicho la finalidad de esta reforma”.