• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Los almacenes Debenhams entran en liquidación: 12.000 empleos en riesgo

Los almacenes Debenhams entran en liquidación: 12.000 empleos en riesgo

Por Jaime Martinez

2 dic. 2020

Empresas

Madrid – Semana negra para el sector del retail en Reino Unido. Y es que si este mismo lunes se hacía oficial la declaración de quiebra del Grupo Arcadia de Philip Green, considerada la Inditex británica y dueña de un portafolio de marcas de moda entre las que se incluyen las cadenas Topshop, Burton o Dorothy Perkins, ayer mismo los grandes almacenes Debenhams confirmaban que entraban en fase de liquidación. Extremo que alcanzan una vez que sus administradores concursales no han logrado sellar un acuerdo para la reestructuración de su deuda ni encontrar una oferta de compra que hiciese viable el mantenimiento de las operaciones de la compañía.

Era el propio Grupo de grandes almacenes, con una red comercial formada por 124 centros comerciales y con una plantilla de unos 12.000 trabajadores, todos ellos ahora a punto de perder su trabajo, el que se encargaba de confirmar, a través de un comunicado, su paso a proceso de liquidación tras el fracaso de los últimos intentos de venta parcial y/o total de la compañía. Negociaciones que se habían venido manteniendo a lo largo de estas últimas semanas con compañías como los grupos Frasers Group o JD Sports, que finalmente resultaron infructuosas.

“JD Sports Fashion Plc, el minorista líder de marcas deportivas, moda y outdoor, confirma que las conversaciones con los administradores de Debenhams sobre una posible adquisición de su negocio en Reino Unido han terminado”, se limitaban a anunciar desde la compañía británica en el día de ayer, 1 de diciembre, a través de un breve comunicado, en lo que resultaba ser la puntilla a la difícil situación de Debenhams, y que desde JD Sports adoptaban como resultado del rechazo que los accionistas de la compañía habían venido mostrando a esta operación. Decisión que en contra era, ahora sí, bien recibida en el parqué londinense, donde las acciones de JD Sports llegaban a disparar su valor hasta un +4,86 por ciento.

Entrada en fase de liquidación: a las puertas del cierre de sus 124 tiendas y con 12.000 empleos en peligro

Con su entrada en fase de liquidación, los grandes almacenes Debenhams continuarán operando sus 124 tiendas en Reino Unido y a través de su portal online, a través de los cuales comenzarán a liquidar todas sus existencias actuales y las ya contratadas por la compañía. Todo ello a la vez que los administradores concursales aprovecharán esta fase de descuento para continuar intentado vender parte o la totalidad de la compañía. Llegado el punto de terminar este proceso y en el caso de no haber recibido ninguna oferta viable, las tiendas del Grupo en Reino Unido echarán finalmente el cierre, dejando sin trabajo a los cerca de 12.000 empleados con los que cuenta en la actualidad la compañía, tras el recorte de 6.500 empleados que ha venido ejecutando desde el pasado mes de mayo.

“Debenhams confirma que sus administradores concursales, FRP Advisory, han concluido el proceso inicial de venta que formaba parte de la evaluación de las diferentes opciones para la viabilidad del negocio como parte del concurso de acreedores de la compañía en Reino Unido”, anunciaban desde el propio Grupo de grandes almacenes a través de un comunicado. “Entre dichas opciones se incluía la venta total o parcial de su negocio en Reino Unido; una nueva reestructuración de las operaciones de Debenhams que le permitiera continuar operando de manera autónoma; o la liquidación ordenada del negocio de Debenhams”. “El proceso de venta no ha resultado en una propuesta viable”, mientras que “el entorno comercial actual y los probables efectos prolongados de la pandemia por Covid-19, hacen que las perspectivas de una reestructuración sean muy inciertas”. Como consecuencia, “los administradores han concluido, con pesar, que debería comenzar la liquidación de Debenhams en UK, mientras continúan buscando ofertas para la totalidad o parte de la empresa”.

Mientras dure este proceso, “Debenhams continuará operando a través de sus 124 tiendas en Reino Unido y de sus tiendas online para liquidar todas sus existencias actuales y las ya contratadas”, explican desde el Grupo británico. “Una vez concluido este proceso, si no se han recibido ofertas alternativas, las operaciones en el Reino Unido concluirán”, lo que “no afecta a Magasin du Nord, en Dinamarca, que continuará operando de manera independiente”.

“Se tomaron todas las medidas razonables para completar un proceso de venta que asegurase el futuro de Debenhams”, se encargaba de declarar por su parte Geoff Rowley, miembro del equipo de FRP y administrador concursal de Debenhams. “Sin embargo”, añadía, “el panorama económico es extremadamente desafiante y, junto a la incertidumbre a la que se enfrenta la industria minorista del Reino Unido, no se pudo sellar un acuerdo viable”. “La decisión de seguir adelante hacia la fase de liquidación ha sido minuciosamente estudiada y, aunque mantenemos aún la esperanza de recibir propuestas alternativas para la adquisición de la empresa, lamentamos profundamente que las circunstancias nos obliguen a comenzar con esta serie de acciones”. “Estamos muy agradecidos”, destacaba Rowley, “por los continuos esfuerzos del equipo directivo y del personal, que han trabajado duramente en las más difíciles circunstancias para intentar mantener en funcionamiento la empresa. También dar las gracias a los empresarios, proveedores y socios comerciales que han continuado trabajando con Debenhams durante este periodo turbulento, a los que podemos asegurarles que todas las obligaciones contractuales contraídas durante esta fase de concurso de acreedores se cumplirán en su totalidad”.

Atrapada en una “camisa de fuerza” de cerca de 130 tiendas

Poco antes de la confirmación oficial de su entrada en fase de liquidación, era el expresidente del grupo, Sir Ian Cheshire, quien en declaraciones a la BBC confesaba sentir una “pena desesperante” por la situación de la empresa y la de sus miles de empleados, que pasan a ver como sus puestos de trabajo pasan a estar seriamente en entredicho.

Sobre cómo se ha llegado a esta situación y al inminente y más que posible cierre y desaparición de la compañía, cuyos orígenes se remontan hasta el año 1778, Cheshire apuntaba a las mismas causas que han propiciado la crisis de otros grupos como Arcadia: una excesiva exposición al medio físico, con una red comercial demasiado extensa y unos alquileres a largo plazo demasiado altos, y una lenta y renqueante adaptación al canal digital.

“Tienes que ser mucho más ágil y mucho más online”, apuntaba el otrora presidente de Debenhams. Quien no dudaba en calificar como “una camisa de fuerza” esa red de casi 130 establecimientos con los que operaba en la actualidad la compañía, y apuntando a que le hubiera ido mucho mejor para su viabilidad el contar con una red más ágil de unos 70 establecimientos.

Photo Credits: Debenhams.