Los accionistas rebeldes le ganan el pulso a Sharp en Debenhams

El mes pasado ha sido, sin duda, uno de los más ajetreados para el minorista británico Debenhams. Desde el final del verano, la cadena de grandes almacenes ha visto cómo sus mayores inversores han unido fuerzas con el broker Cenkos en sus intentos de derrocar a la alta dirección del minorista.

A finales de septiembre, Milestone Resources, Schroders y Old Mutual acercaron posiciones con Cenkos, para discutir la posible sustitución de Nigel Northridge como presidente del grupo y del actual director ejecutivo Michael Sharp.

"La estrategia de negociación no está funcionando", dijo una fuente cercana al grupo rebelde en una entrevista con el 'Sunday Times'. "Hay una razón por la que la gente tiene que promocionarse tanto: el cliente no pagará el precio completo cuando el producto no es lo suficientemente deseable. Está claro que la gente ha estado allí demasiado tiempo, nada está cambiando ", añadió la misma fuente.

En particular, el minorista ha probado diferentes soluciones en el último par de años para recuperarse de un mal ejercicio en 2013, cuando emitió dos advertencias de ganancias. Pero los fuertes descuentos, promociones y ofertas especiales no han ayudado, lo que ha acabado resultando en un trimestre de lo más anodino: el minorista reportó ventas planas para el trimestre de junio, argumentando que ha contado con tres días menos de descuentos que en ocasiones anteriores.

En un intento por revertir el destino de la empresa que dirige, Sharp aseguró en junio que el grupo estaba en el camino adecuado para entregar beneficios y fortalecer sus márgenes para todo el año, en línea con las expectativas, a pesar de no haber visto un crecimiento subyacente de las ventas en el tercer trimestre.

Un multimillonario indio le gana el pulso de los accionistas a Sharp

Pero ese mensaje no ha sido suficiente para muchos de los inversores de referencia de la compañía que, dirigidos por un multimillonario indio con sede en Dubai, Mukesh "Micky" Jagtiani, han estado presionando desde septiembre para ver un cambio en el equipo directivo de la compañía.

Poco más de un mes después de que se iniciara el llamado golpe de estado en la compañía, Sharp ha anunciado que dimitirá en 2016. El actual presidente ejecutivo tiene un plazo de preaviso de 12 meses en su contrato, que utilizará para ayudar a identificar a su sucesor, considerando candidatos tanto internos como externos. Varios expertos de mercado señalan a la ahora directora de comercio Suzanne Harlow como la candidata que más apoyo tiene en el seno de la compañía.

"Si el presidente Nigel Northridge de verdad siente lo que dice, la junta confía en que tienen una estrategia clara y eficaz, entonces... Harlow tendría una buena oportunidad, pero si Debenhams decide seguir una estrategia diferente a la actual, probablemente acaben decantándose por traer a alguien de fuera", dijo el analista de retail independiente Nick Bubb en una nota a inversores.

Las acciones de Debenhams subieron hasta un 4,6 por ciento a finales de la semana pasada después de que la firma reportará un beneficio para su ejercicio 2014-15 en línea con las expectativas e informara de un buen comienzo de su nuevo año fiscal. La capitalización de mercado actual de la empresa se sitúa en 1,04 millones de libras.

Debenhams registró una ganancia antes de impuestos de 113,5 millones de libras en el año finalizado el pasado 29 de agosto, en línea con las previsiones. "Hemos tenido un comienzo alentador para el año, con fuertes lanzamientos de nuevos productos que han sido bien recibidos por nuestros clientes", añadió Sharp en una conferencia con analistas e inversores.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO