Las inversiones en FashTech se derrumban en 2019

Madrid – Malos datos los que se recogen de las inversiones en tecnología dentro del sector de la industria de la moda europea durante este 2019. Unos fondos que habrían alcanzado únicamente los 528 millones de dólares, significando una caída del 58,9 por ciento, y de 757 millones en términos monetarios, respecto de los 1.285 millones de dólares en inversiones destinadas al “FashTech” durante el pasado 2018.

Poniendo el foco en el mercado español, nuestro país ha logrado crecer como foco de inversiones en innovación en la categoría de “hub” de “deep tech” dentro del sector de la moda. Logrando este último año una financiación para sus empresas de 280 millones de dólares, aproximadamente la mitad de toda la financiación obtenida por las empresas españolas de “deep tech” a lo largo de los últimos cinco años. Así es como lo recoge el informe sobre la situación del sector tecnológico europeo elaborado por la compañía de inversiones londinense Atomico, en colaboración con la plataforma para emprendedores Slush y la asesora tecnológica Orrick. Que analizando concretamente el área del “FashTech”, sitúa a España a la cola del resto de países europeos en términos de investigadores per cápita, con solamente 3 investigadores y 7 desarrolladores por cada 1.000 habitantes. Una cifra muy similar a la de países con menor población como Grecia, Polonia o Hungría.

A pesar de ello, el informe sitúa a Barcelona como la cuarta ciudad en capital invertido por desarrollador por detrás de Londres, Estocolmo y Berlín. Mientras que si hablamos en términos generales de inversión, la Ciudad Condal cae hasta la séptima posición, y Madrid hasta la décima.

España, a la baja en inversión tecnológica

Ampliando el campo de análisis a la situación de todo el sector tecnológico europeo, el informe resulta esperanzador y afirma que las inversiones han continuado aumentado a lo largo de este 2019. Alcanzando una financiación récord de más de 34.300 millones de dólares. Un valor un 39 por ciento por encima de los 24.600 millones obtenidos durante 2018.

Unos buenos datos recogidos en el conjunto de Europa, que sin embargo no se ven reflejados dentro de nuestras fronteras. Donde si mientras como veíamos las inversiones vinculadas a tecnología “FastTech” aumentaban, en términos generales se han estancado. Haciendo de España el único estado dentro del “Top 10” de países tecnológicos europeos que no han visto incrementado sus fondos. Situándose en términos generales en 6 posición por detrás de Reino Unido, Alemania, Francia, Suecia y Suiza, gracias a una financiación total por valor de 1.340 millones de dólares. Un 0,17 por ciento inferior a la obtenida en 2018.

Entre los países que experimentan un peor comportamiento que España, el informe resalta la situación de Portugal. Donde la financiación en tecnología ha caído cerca de un 66 por ciento, hasta los 141 millones de dólares.

Las políticas europeas, ¿un lastre para la innovación?

Poniendo atención en las regiones que lideran la innovación tecnológica, en la categoría de startups encontramos a Londres, París y Berlín como las ciudades que más nuevas compañías han visto fundarse a lo largo de este año. Mientras que Barcelona y Madrid aparecen en quinta y octava posición con 796 y 577 nuevas empresas fundadas respectivamente en 2019. Y todo ello en base a una regulación y una normativa que muchas de estas mismas nuevas empresas, tal y como señala el informe, reconocen desconocer.

“Las políticas tecnológicas de la Unión Europea siguen siendo un misterio para los emprendedores europeas”, señalan desde Atomico. “Cuando se les pregunta por la máxima prioridad de la Comisión Europea en esta materia, el 40 por ciento de los fundadores y de aquellos empleados que asistieron al nacimiento de la empresa aseguran no tener la suficiente información para contestar”. Al tiempo que continúan alertando de la escasa motivación que muestran sobre el sector tecnológico y la innovación los políticos europeos, y de manera concreta unos parlamentarios europeos que no han propuesto “políticas durante este año relacionadas con el sector Fintech ni con la salud digital, dos sectores en los que se han invertido 12.700 millones de dólares”.

“La tecnología europea continúa destacando en la economía global a pesar de que este año el foco mediático se ha instalado en las turbulencias de los mercados tecnológicos”, se encarga de señalar por su parte a través de un comunicado Tom Wehmeier, Head of Insights en Atomico, y responsable del informe. “Las empresas tecnológicas europeas están funcionando a un nivel que muchos consideraron impensable en la primera edición de este informe hace cinco años. Existe un gran talento, compañías valoradas en más de 150.000 millones de dólares y un nivel récord de inversores institucionales. Sin embargo, aunque se han logrado algunos pequeños avances, persiste un enorme déficit de diversidad. Europa necesita diferenciarse. Tenemos una gran oportunidad y los responsables políticos un gran papel que desempeñar”.

Photo Credits: Slush, página oficial.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO