La subsidiaria británicade Victoria’s Secret solicita protección frente acreedores

Nueva York - La solicitud de protección de protección frente a acreedores que cubre su negocio en su Reino Unido constituye el aciago cierre para una semana bastante agitada para Victoria’s Secret.

El grupo matriz de la marca de lencería, L Brands Inc., se enfrenta además a una nueva demanda en relación a "una cultura tóxica". Previamente, L Brands vio frustrado su intento de acuerdo para escindir Victoria's Secret, debido a las pérdidas materiales originadas por los cierres provocados por la pandemia mundial de salud.

Victoria’s Secret solicita la llamada "administración ligera" en Reino Unido

Según la solicitud de protección recibida por la institución competente, L Brands ha solicitado la llamada "administración de toque ligero", que es un marco específico del Reino Unido que ofrece una moratoria sobre los reclamos por deudas impagadas. Sin embargo, y a diferencia de la protección por bancarrota, este recurso le permite a la dirección de la compañía seguir operando el negocio con el consentimiento de los administradores.

Vale la pena recordar que las tiendas de Victoria Secret han permanecido cerradas en muchos mercados en los últimos meses, lo que se suma a la ya de por si débil situación financiera de la marca. En un intento por aligerar la creciente deuda, y en medio de la pandemia de COVID-19, L Brands '(NYSE: LB) esperaba vender una participación de control en su marca de lencería.

La venta fallida de la participación de control y la nueva demanda se suman a los problemas de Victoria Secret

Este acuerdo no llegó a buen término, llevando a L Brands a emitir una oferta de bonos por un total de 1.250 millones de dólares en efectivo para financiar su negocio. La noticia llega varias semanas después de que el último informe trimestral de la compañía mostrara una pérdida de 300 millones de dólares y una caída del 37 por ciento en los ingresos totales interanuales, según los datos manejados por ‘The Motley Fool’.

Por otra parte, L Brands Inc. también se enfrenta a una demanda basada en alegaciones sobre una "cultura tóxica" que ha "plagado" a la compañía "durante años", tal y como informaba el jueves Bloomberg Law.

La demanda fue presentada en Delaware por el accionista de John Brands, John Giarratano, el jueves con la intención de obtener registros e investigar a la compañía en relación con su supuesta "cultura tóxica de acoso sexual, discriminación y represalias" entre los líderes principales.

Imagen: Web oficial de Victoria Secret en Reino Unido

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO