La política pasa factura al textil: las ventas caen un 2,6 por ciento a pesar de las rebajas

Madrid – Mal comienzo de año para el sector textil, que vio como sus ventas se hundían hasta un -2,6 por ciento a lo largo del pasado mes de enero de 2020. Una caída que podría no ser destacable, de no producirse en un mes como el de enero en el que son muchas las compañías de retail que habitualmente esperan disparar su volumen de ventas subiéndose a la ola de las rebajas. Un periodo que como ya anunciaban fuentes del sector está perdiendo empuje ante la llegada de nuevas jornadas de descuentos como el día del soltero de Alibaba o el Black Friday.

Así lo recoge la Asociación empresarial del comercio textil, complementos y piel Acotex en su habitual barómetro mensual. En el que sitúa la caída de ventas del sector durante este pasado mes de enero de 2020 en un -2,6 por ciento, consecuencia, estiman, de las incertidumbres generadas ante la llegada del nuevo gobierno y la situación política y económica internacional.

“La campaña de rebajas ha funcionado peor de lo esperado”, declaran desde la asociación a través de su propia página web. “Es probable que la situación macroeconómica y las incertidumbres ante una configuración de gobierno hasta ahora desconocida hayan mermado la confianza de los consumidores”, que habrían decidido en contra por aguardar “a la espera de noticias más halagüeñas” restringiendo en consecuencia “su presupuesto de compras en las rebajas”.

Rebajas de enero: tercer año en caída

Con la caída de este -2,6 por ciento en enero son ya tres los años consecutivos en los que las ventas del sector caen durante este mes. Situación sin precedentes en el barómetro elaborado por Acotex, que comparte sus registros hasta fecha del año 2006. Todo un cambio de tendencia que bien podría anunciar el poco peso que han pasado a ocupar las rebajas de enero entre los consumidores, que ahora disponen de otras fechas en las que realizar sus compras disfrutando de importantes descuentos. O por contra, significar una caída que no sería más que el preocupante reflejo de la contracción del gasto de los consumidores, antesala de la ya anunciada desaceleración a la que se encaminaría la economía española.

Si este pasado mes de enero las venta caían ese -2,6 por ciento, en enero del pasado año las ventas también caían, pero entonces únicamente lo hacían un -1,9 por ciento. Disminución que entonces Acotex sí achacaba a “la política de descuentos permanentes a lo largo de todo el año”. Situación agravada por “las restricciones de tráfico en la almendra central de Madrid y por la huelga de taxis, que han tomado las ciudades de Barcelona y Madrid, afectando a la movilidad de los ciudadanos y por ende a las ventas del comercio, ya que se crea un ambiente que no es propicio para salir de compras”.

En 2018 la situación del sector en enero era todavía más preocupante, con una caída del -4,1 por ciento. De la que la Asociación también hacía responsable a “fechas como las del Black Friday” y a “promociones internas antes y durante las navidades” que provocan “un adelanto en las compras de rebajas de enero y febrero, perdiéndose el efecto llamada de las rebajas”.

Antes de esta tendencia bajista, el sector textil experimentó un increíble aumento de sus ventas de un 7,5 por ciento en enero de 2017. Precedidas de una bajada del -5,3 por ciento en enero de 2016 y de una subida del 6,4 por ciento en 2015.

Photo Credits: Unsplash.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO