La incertidumbre de instala en la industria de la moda por el Brexit

El Reino Unido ha votado a favor de salir de la Unión Europea en el referéndum que se realizó ayer jueves y ahora se instala la incertidumbre en todos los niveles. Reino Unido es el segundo mercado de Europa para la industria de la moda, por detrás de Alemania.

A poco e conocerse los resultados, el primer ministro David Cameron, que estaba a favor de que su país permanezca dentro de la UE anunció su decisión de abandonar su cargo en Octubre, pero señaló que no va a invocar inmediatamente el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que es la notificación formal de la intención del país de irse de la Unión Europea y que da inicio a una cuenta atrás de dos años para el divorcio entre ambas partes.

“También me gustaría tranquilizar a los británicos que residen en los países europeos y los ciudadanos de la UE que viven aquí que no habrá cambios inmediatos en sus circunstancias. No habrá ningún cambio inicial en la forma de viajar, y en la que nuestros servicios y mercancías pueden circular. Ahora hay que prepararse para una negociación con la UE”, añadió.

Mientras tanto, la divisa británica sufre los golpes de los resultados del referéndum. Las consecuencias no se han hecho esperar y la libra ha caído más de un 10 por ciento y se sitúa en niveles de 1985, en lo que se ha dado en llamar el “Viernes Negro”. El Banco de Inglaterra se ha comprometido a “tomar todas las medidas necesarias” para garantizar la estabilidad financiera en el Reino Unido a raíz del Brexit.

El comercio deberá prepararse para un periodo de alta volatilidad

Por el momento sigue siendo incierto el impacto que tendrá el Brexit sobre el comercio minorista y la industria de la moda tanto en el Reino Unido como en el resto de Europa. "Los comerciantes deberán prepararse para un período de alta volatilidad. La confianza del consumidor será muy frágil durante un prolongado período de inestabilidad política”, advirtió Patrick O'Brien, director de Contenidos de Verdict Retail.

“Con el incremento de los costes de importación, la caída del valor de la libra, los precios subirán, y mucha gente pospondrá compras importantes hasta que tengan más confianza en sus propias perspectivas económicas personales”, explicó.

Desde el lado europeo, la devaluación de la moneda hará que la moda británica salga más barata a los que compran con euros. Sin embargo, comprar en marcas y tiendas británicas ya no se beneficiaría del libre comercio, con lo que aumentarían los costes especialmente en las transacciones online. Esto afectaría a los clientes internacionales, pero también a los propios británicos.

Por otro lado, gracias a su pertenencia a la Unión Europea, las empresas británicas contaban hasta ahora con ventajas y facilidades para vender y comprar en más de 70 países como Estados Unidos, Japón o China. Ahora tocará renegociar estos contratos.

La incertidumbre también se instala en la industria española de moda. A nivel internacional, Reino Unido es el quinto mayor cliente de la moda española, superado por Francia, Italia, Portugal y Alemania. En 2015, Reino Unido importó productos españoles de moda por 1.246,3 millones de euros, un 9,8 por ciento más que el año anterior. Esto sin tener en cuenta las compras que realizan en España los británicos, ya que el Reino Unido es el principal país de origen de los turistas que vistan nuestro país.

Por otra parte empresas como Inditex y Mango tienen 160 establecimientos en el Reino Unido. Por lo tanto, podrían ser unas de las empresas más golpeadas por las consecuencias económicas delBrexit.

La industria de la moda británica genera unos 40.000 millones de dólares al año en la economía de su país. Las previsiones apuntaban a un crecimiento de la industria de un 50 por ciento hasta 2019, superando los 70.000 millones de dólares. Sin embargo los expertos cuestionan ahora este ritmo después del Brexit, según un análisis publicado por Frontier Economics.

La moda británica quería quedarse en Europa

La industria de la moda del Reino Unido se había manifestado a favor de permanecer dentro de la UE. Diseñadores como Siblings, JW Anderson, Vivienne Westwood y Christopher Kane compartieron públicamente su opinión sobre el referéndum de la UE. De hecho en la cuensta de Facebook de Westwood aparece hoy una foto en la que se lee “No future”, mientras que una encuesta reciente llevada a cabo por el Consejo Británico de la Moda indicaba que la mayoría de los diseñadores deseaba permanecer en la UE. Otros nombres de la industria estaban entre los 1.300 líderes de negocio que firmaron una carta instando a los británicos a votar en el referéndum.

“Hubo un apoyo abrumador de nuestra comunidad del diseño a favor de que el Reino Unido permanezca en Europa y el resultado de hoy sin duda causará tristeza y desencanto entre nuestros amigos, socios, y compañeros de trabajo en Europa", dijo Caroline Rush, directora ejecutiva del Consejo británico de la moda, en un comunicado esta mañana. “Ahora tenemos que mantener al gobierno muy bien informado de las prioridades de nuestra industria y a la propia comunidad de diseñadores sobre cualquier posible impacto mientras nuestro país se prepara para salir de la UE en los próximos años”.

(En base a reportaje de Vivian Hendriksz de FashionUnited UK) Foto: Fashion Revolution Day (foto de dominio público)
 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO