Core Equity Holdings ha adquirido la marca holandesa de venta minorista HEMA por cerca de mil millones de euros. La firma de inversión quiere transformar Hema en una marca internacional.

Expertos del sector destacan que la marca holandesa tiene un enorme potencial para crecer en otros países, especialmente si centra sus esfuerzos en expandir su actual presencia en el extranjero.

Hema ya opera en nueve países pero los Países Bajos sigue siendo su mercado principal, con 70 establecimientos en Francia y cerca de una decena Reino Unido, Alemania y España. Ademas, HEMA se ha estrenado en Austria este año y prepara cuatro aperturas en Dubai, mercado en el que opera a través de una sociedad local, Apparel Group.

Replicar este modelo de negocio y asociándose con firmas locales de distribución, “permitirá a Hema expandirse en el extranjero con menores costos de capital", explica Kitty Koelemeijer, profesora de la universidad Nyenrode en una entrevista con el diario holandés ‘Telegraaf’.

Hema arrastra una deuda de unos 750 millones de euros, registrando una pérdida de 30 millones de euros en 2017, como resultado, entre otras cosas, de los extremadamente altos intereses sobre la deuda y la contratación de consultores, valorada en unos 23 millones de euros.