Gerard y Danielle Gerbi, fundadores de Gérard Darel, han adquirido la marca de manos de su socio financiero y ahora ex dueño de la empresa, la firma de capital privado estadounidense Advent.

Después de años de baja actividad y cuatro meses de incertidumbre, la marca de moda de pret-à-porter francesas vuelve a manos de sus fundadores Gerard y Danielle Gerbi, y de su hijo Laurent.

Siete años después de vender la compañía que fundaron en 1971 por 300 millones de euros, la familia Gerbi comprará Gérard Darel con el apoyo del Tribunal de Comercio de París por poco más de 50 millones de euros.

DAG tuvo que competir con los fondos de inversión KKR para hacerse cargo de la empresa, que se declaró en bancarrota en junio.

De hecho, se han presentado tres diferentes ofertas públicas de adquisición ante la corte comercial gala a finales de septiembre. La de la familia Gerbi fue la elegido por el tribunal, que valora especialmente el hecho de que mantendrá aproximadamente 630 puestos de trabajo.

Aunque es cierto que la oferta de los Gerbi era ligeramente inferior a la presentada por el grupo KKR, propietario de las marcas Sandro, Maje y Claudie Pierlot, bien es cierto que salvaba más puestos de trabajo. Así. Mientras que KKR estaba dispuesto a hacerse cargo de 636 empleados e inyectar 50 millones de euros en la sociedad, una tercera oferta, presentada por otro fondo de inversión, Chenavari, hubiera salvado 583 empleos.

El director de la marca, Sandrine Lilienfeld, nombrada en 2013, anunció inmediatamente que abandonaba la oficina el mismo día en el que la adquisición se hizo pública.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO