• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • La española Scotta 1985 dispara su facturación en plena pandemia y adelanta un crecimiento anual de hasta un +49 por ciento

La española Scotta 1985 dispara su facturación en plena pandemia y adelanta un crecimiento anual de hasta un +49 por ciento

Empresas

Por Jaime Martinez

5 abr. 2021

Madrid – A pesar de los innumerables retos a los que están debiendo de hacer frente las firmas y compañías ligadas al sector de la moda-retail como consecuencia de esta pandemia por coronavirus, parece claro el comportamiento desigual que estas están siendo capaces de recoger según los avances que hayan venido sumando en materia de innovación, digitalización y omnicanalidad. Pilares en los que precisamente se sustentan logros como el que nos ha comunicado esta misma mañana la firma de moda masculina “made in Spain” Scotta 1985. Desde donde han visto como sus cuentas, y al contrario de lo que han tenido que experimentar numerosas firmas de moda, se disparaban en este último año de pandemia.

Según así con lo que nos adelantan desde esta marca de moda masculina fundada en 2014, durante el pasado 2020 la facturación de Scotta 1985 se disparó un +10,20 por ciento respecto de su volumen de ventas registrado el año anterior, hasta situarse en una cifra de negocio por valor de 4,2 millones de euros. Cantidad con la que la compañía vuelve a registrar un resultado bruto de explotación positivo, fruto de su marcada estrategia por apostar por un crecimiento combinado basado en la omnicanalidad. Principio sobre el que están decididos a seguir ganando posiciones, a través de una política que pasa, como hasta ahora, por el fortalecimiento de su área de e-commerce y la apertura de nuevos puntos de venta físicos.

“A pesar de las dificultades, el plan estratégico de 2020 ha funcionado a la perfección, consolidando nuestra posición y manteniendo el crecimiento”, nos explica a través de un comunicado Carlos Serra, fundador y director ejecutivo de la firma. Quien al tiempo no duda en señalar igualmente los retos a los que la firma ha debido de hacer frente durante este último ejercicio de 2020. Un año en el que “hemos tenido que aumentar equipos más que nunca”, apunta, pero además “reinventar un modelo de negocio que, gracias a la fidelidad de nuestros clientes, nos ha permitido mantener un nivel de ventas elevado”.

El refugio del canal online

Al igual que el resto de compañías y firmas de moda que están logrando sortear con mayores éxitos este difícil panorama sin precedentes, el medio online ha supuesto una vía vital para el mantenimiento de la empresa y para el buen volumen de su modelo negocio. Siendo un canal hacia el que Scotta ha logrado canalizar parte del tráfico que ha visto interrumpido en sus canales de venta físicos, consecuencias directa de las limitaciones a la actividad comercial impuestas en las distintas regiones por la administración como medida con la que buscar luchar contra la propagación del coronavirus.

“En los primeros meses de la pandemia, con las tiendas cerradas, el e-commerce ha servido para canalizar la oferta de la compra y dar salida al stock que se había congelado en los establecimientos físicos”, detallan desde la firma de moda española. Desde donde en este sentido apuntan a una “tendencia ascendente del e-commerce” que se mantuvo durante los dos últimos trimestres del ejercicio, logrando experimentar un crecimiento del +30 por ciento que deja como resultado al medio online representando ya un +13 por ciento del total de la facturación de la firma.

Crecimiento de hasta un +49 por ciento anual

De cara al presente nuevo ejercicio de 2021 en el que se encuentra ya inmersa la compañía, desde Scotta se han marcado el objetivo de alcanzar una cifra de negocio cercana a los 7 millones de euros. Estando entre sus previsiones el experimentar un crecimiento anual que ronde hasta cerca de un +49 por ciento, y todo ello al tiempo que continúa poniendo en marcha diferentes iniciativas de corte sostenible, siguiendo de este modo a las decisiones adoptadas durante el pasado 2020. Ejercicio durante el que la firma creó un comité de sostenibilidad, desde el que buscará de manera activa continuar avanzando sobre su objetivo de conseguir ser una empresa de “impacto cero” en el medio plazo.

Regresando a los detalles de sus pronósticos económicos, “la previsión de facturación para 2021 es llegar a los 7 millones de euros”, apunta Serra, en relación a unos objetivos de crecimiento que se esperan lograr alcanzar mediante la incorporación de nuevos puntos de venta físicos, del crecimiento orgánico de las ventas en el canal online, y de la apertura de nuevos corners en el interior de los centros de El Corte Inglés. “Dada la situación actual hacer una previsión a 3-5 años sería muy arriesgado”, concluye el máximo directivo de Scotta, “pero la idea es crecer entre un +37 y un +49 por ciento cada año”.

Al cierre de su ejercicio de 2020, Scotta 1985 contaba con una destacada presencia comercial, propiciada por una red integrada por 4 tiendas monomarca, tanto propias como operadas bajo la modalidad de franquicias, por 11 corners en el interior de distintos centros comerciales de El Corte Inglés y por su presencia en más de cien establecimientos de venta multimarca. Una presencia física a la que habría que sumar la plataforma propia de comercio online de la firma, desde la que comercializa sus colecciones para hombre y niño de ropa, calzado y accesorios.

Photo Credits: Cortesía de Scotta 1985.