• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • La española Niza compra Dolores Promesas

La española Niza compra Dolores Promesas

Por Jaime Martinez

18 may 2022

Empresas

Photo Credits: Tienda de Dolores Promesas, fotografía de archivo.

La firma española Niza, compañía fundada por la diseñadora Maya Varin que cuenta a sus espaldas con más de 25 años de trayectoria dentro del sector de la moda, ha logrado finalmente hacerse con Dolores Promesas. Una de las marcas de moda españolas más populares de comienzos de la década de los 2000, que logra poner así fin al proceso de liquidación en el que se encontraba inmersa desde comienzos de este mismo año, para abrirse ahora a una nueva etapa, ya bajo el paraguas de Niza.

Según se han encargado de confirmar a FashionUnited desde la propia firma de moda española, la adquisición por parte de Niza de Dolores Promesas se ha completado como último trámite del periodo para la venta de activos de Dolores Promesas que se abría a comienzos de este 2022, después de que la compañía no lograse superar el concurso de acreedores al que se terminaba acogiéndose hacia el pasado mes de diciembre de 2020. Momento en el que se colocaba la primera piedra de esta difícil travesía por el desierto en la que terminaba embarcándose la compañía, y que desembocaba en la posterior declaración de quiebra por parte de su dirección, y finalmente en su entrada en un proceso de liquidación y de venta de activos, en cuyo marco Niza ha salido como adjudicataria de la propiedad de la marca Dolores Promesas. Nombre que hasta la resolución final acordada por parte de la administradora concursal encargada de dirigir la venta de activos de la compañía, amagaba con hasta incluso llegar a desaparecer bajo el supuesto de que no se llegase a aceptar ninguna de las ofertas presentadas para la compra de la marca, o de que incluso ningún grupo o inversor se arriesgase a presentar una oferta para su adquisición.

Primeras colecciones

De cara a esta nueva etapa a la que se abre ahora Dolores Promesas, ya como parte del portafolio de marcas comerciales de Niza, desde la firma de moda española que acaba de formalizar la compra de Dolores Promesas, se abren a ofrecernos algunos de los detalles que están ya sopesando para la vuelta al mercado de la firma de moda. Una operación para la que nos adelantan que tendrán lista la primera colección completa de la nueva Dolores Promesas de cara a la próxima temporada de Primavera/Verano de 2023, no descartando a este respecto el que la firma pueda comenzar a testar y a tomar nuevamente el pulso de su comunidad de clientes, la misma que empezó a quedar huérfana después de que a comienzos de febrero de 2020 comenzase a echar el cierre de todas sus tiendas, mediante el lanzamiento de distintas colecciones cápsulas a lo largo de estos próximos meses.

“Dolores Promesas ha sido una de las marcas de referencia en España en los últimos años, con una identidad y un storytelling muy definido”, entra a explicar José Kalu, director ejecutivo de Niza, a través de unas declaraciones que nos hacen llegar desde la propia firma de moda española. “Para la compañía”, añade Kalu, “esta adquisición es una oportunidad para complementar la oferta de la que actualmente disponemos”, al tiempo que se da respuesta a algo que “era muy importante” para Niza, como lo era el conseguir “darle una segunda oportunidad a esta marca y que no desapareciera”.

En lo que atañe ya al regreso de la marca al mercado, desde la misma Niza aclaran que la nueva Dolores Promesas contará con el mismo posicionamiento y partirá del mismo concepto de marca con el que había venido operando hasta ahora. Unos principios que confían en conseguir desarrollar con un mayor éxito eso sí, aprovechándose para ello de las ventajas que a su entender les brindarán las estructuras operativa y corporativa de Niza. Unas palancas de las se servirán para “tener una primera colección completa PV23”, explica el propio Kalu, mientras que igualmente “no descartamos” el lanzamiento de “unas cápsulas en los próximos meses para revitalizar al cliente de Dolores Promesas”. Unas propuestas que, “como principales canales de venta en esta primera fase”, se comercializarán principalmente a través del e-commerce y de un canal multimarca, que “complementaremos con la apertura de puntos de venta físicos”, eso sí “más adelante”, dentro de una segunda etapa sobre la que todavía no se han decidido a adelantar fechas más concretas.

Fichaje de dos talentos históricos de Dolores Promesas

En lo que no deja de reflejarse sino como una muestra de la decidida apuesta que desde Niza tenían ya pensado llevar a cabo sobre Dolores Promesas, la compañía española ha confirmado los fichajes de dos importantes talentos que habían venido desarrollando sus respectivas carreras profesionales dentro del equipo histórico de la firma.

A este respecto, desde la propia Niza comunicaban a comienzos del pasado mes de mayo el fichaje de Lola Vaquero, quien llegó a mantenerse durante 15 años al frente del área de marketing de Dolores Promesas, como nueva responsable del área de Marketing y de Comunicación de Niza. Nombramiento que ya entonces presentaban como solamente uno de los decididos cambios que la compañía estaba llevando a cabo dentro de su organización, y al que ahora han sumado la confirmación del fichaje de la diseñadora Ana Muñoz. Quien por su parte se destacó durante los últimos años de Dolores Promesas previos a su liquidación como directora creativa de la firma, en sustitución de Alicia Hernández, después de que esta, cofundadora y copropietaria de la marca junto a Javier Lapeña y Miryam Pintado, decidiera desvincularse y salir de la compañía durante el pasado verano de 2020.

Reconstrucción de la red comercial

Con estos refuerzos dentro de sus equipos, sumados a la nueva hoja de ruta puesta ya en marcha por Niza una vez formalizada ya su compra de Dolores Promesas, estaría en el ánimo de la compañía española el abrir a su nueva firma comercial a una nueva etapa de éxitos, con vistas ya a tratar de superar el buen ritmo de crecimiento con el que contaba la marca antes de su entrada en concurso de acreedores. Mecanismo que ha terminado poniendo el punto y final a la primera parte de la historia de esta marca, y a una etapa a lo largo de la cual llegó a contar con una red comercial formada por 41 puntos de venta monomarca, de los cuales 29 eran tiendas a pie de calle y los 12 restantes córneres situados en el interior de distintos centros comerciales de El Corte Inglés. Unas estructuras a las que se sumaba la presencia de sus colección en más de 130 establecimientos multimarca de distintas zonas de España, y con las que Dolores Promesas llegó a facturar 9,5 millones de euros durante su ejercicio de 2018.

Desintegrada por entero la presencia comercial con la que contaba hasta ahora Dolores Promesas a nivel nacional, será ahora otra de las principales labores de Niza el pasar a reconstruirla, siguiendo para ello con la hoja de ruta que ya adelantábamos, y sirviéndose de sus propias estructuras organizativas y comerciales. Punto este al que contribuirán los más de 25 puntos de venta físicos con los que cuenta Niza en estos momentos, parte de una red comercial que se termina de completar con la presencia de sus colecciones en cerca de 150 establecimientos multimarca, así como por diferentes asociaciones con plataformas de venta online de escala europea B2C, como las de El Corte Inglés, Zalando, La Redoute o Yoox; así como B2B, como las de Ankorstore, Faire o el marketplace de FashionUnited. Colaboraciones que han permitido al canal online de Niza elevarse hasta representar, en estos momentos, hasta el 25 por ciento de las ventas totales de la firma de moda femenina.

También te puede interesar:
adquisiciones
Dolores Promesas
NIZA
quiebra