• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • La CEOE se suma a la demanda de ayudas directas “ante el deterioro del empleo”

Empresas

La CEOE se suma a la demanda de ayudas directas “ante el deterioro del empleo”

Por Jaime Martinez

3 mar. 2021

Madrid – Después de conocerse las últimas cifras de paro y de afiliados a la Seguridad Social hechas públicas en el día de ayer, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales CEOE ha solicitado, al igual que vienen reclamando desde distintas organizaciones empresariales y de trabajadores autónomos desde el inicio de esta pandemia, que el Gobierno proceda a la concesión de ayudas directas a los sectores más afectados por la presente crisis sociosanitaria.

Una medida que desde la patronal consideran esencial a la hora de poder garantizar tanto la supervivencia de un mayor número de empresas, como la contención en la escalada de la tasa del paro y de la caída en número de afiliados a la Seguridad Social. Cifras que, según pudimos saber ayer, el pasado mes de febrero registraron una bajada en más de 400.000 afiliados, en el caso de la segunda, con respecto al mismo mes del pasado año, mientras que el paro se disparaba en más de 44.000 hasta valores superiores a los 4 millones de desempleados. Parados a los que habría que sumar los 705.000 excluidos de las listas oficiales por estar realizando algún curso de formación o ser demandantes de empleo con “disponibilidad limitada” o “específica”, los más de 500.000 autónomos que se encuentran en cese de actividad, y a los 900.000 trabajadores que permanecían, a fecha del 28 de febrero, bajo las condiciones de un ERTE. Superando así en su conjunto la preocupante cifra de los 6 millones de trabajadores y profesionales españoles que se encontrarían en estos momentos, describen desde la CEOE, “en situación profesional de enorme dificultad”.

“Todos estos datos son el resultado inevitable de las casi 115.000 empresas que han desaparecido durante la pandemia”, explican desde la patronal a través de un comunicado; en relación a un conjunto de cifras que, según su estimación, lo que vienen es a demostrar “la eficacia de algunas medidas como los ERTE y el cese de actividad de los autónomos, sin las cuales el millón cuatrocientas mil personas actualmente hibernados se encontrarían en situación de desempleo”.

Necesidad de ayudas directas

A pesar del buen rendimiento que tanto las iniciativas de los ERTE como del cese de actividad de los autónomos estarían representando, estas, a juicio de la CEOE se muestran ya insuficientes llegada la hora de “contener” lo que son ya de por sí unas cifras más que alarmantes. Abogando en consecuencia por la necesidad de implementar ayudas directas para aquellos sectores que se están viendo como los más perjudicados por los efectos económicos de esta crisis sociosanitaria.

“Ante el deterioro del empleo”, sentencian desde la CEOE, “las medidas resultan claramente insuficientes”. “La prolongación durante más de un año de la situación epidemiológica, que se ceba especialmente en algunos sectores de la actividad económica, muy intensivos en mano de obra, hacen imprescindible agilizar las ayudas directas a los sectores afectados para garantizar su pervivencia”. “Además”, añade la patronal, “resulta urgente impulsar el calendario de vacunación para aminorar las restricciones a la movilidad y fomentar el consumo”. Lo que se traduciría en “una reacción” en el sector económico que evitaría “la destrucción de mayor tejido empresarial y del empleo”.

El peso del turismo en la economía española

Entrando en la pormenorización de los últimos datos del paro y de afiliados a la Seguridad Social, desde CEOE destacan el desigual comportamiento con que la pandemia está afectando a la población, tanto respecto a su ámbito profesional, como al género al que pertenecen y su lugar de residencia.

En este mismo sentido, de los datos se desprende que “la concentración de la destrucción de empleo y de los trabajadores en ERTE” se está produciendo “en actividades vinculadas al turismo”, mostrándose como los más afectados “los sectores de hostelería, hotelería, actividades artísticas y recreativas, agencias de viaje y comercio”. Mientras que las únicas incorporaciones a la Seguridad Social, “casi de manera exclusiva”, proceden de “sectores vinculados a la contención sanitaria de la pandemia”, como sanidad, servicios sociales, defensa y seguridad.

Mientras tanto, el sexo femenino sería el que más afectado se habría visto por los estragos de la pandemia, al encontrarse vinculado a los sectores más damnificados. Con “casi tres de cada cuatro nuevos parados” siendo mujeres en el mes de febrero, “representando el 57,49 por ciento del total de las personas desempleadas”. Lo que refleja “un agravamiento de la brecha de género en el empleo”.

En tanto al ámbito geográfico, son las regiones tradicionalmente vinculadas a una mayor actividad dependiente del turismo las que están experimentando un mayor de bajas y de incrementos en el número de parados. Siendo Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife y Baleares las que presentan los mayores porcentajes de trabajadores afectados por un ERTE.

Photo Credits: Unsplash.