La CEOE califica de “errático” y “apartado de la realidad” el anteproyecto de Ley del teletrabajo

Madrid – En el día de ayer tenía lugar en el Ministerio de Trabajo y Economía social un encuentro entre los agentes sociales dirigido a abordar los distintos aspectos del futuro Anteproyecto de Ley de Trabajo a Distancia. Norma con la que desde el Ejecutivo se busca avanzar en la regulación del teletrabajo, o trabajo en remoto, entendiéndola como prioritaria una vez que, como consecuencia de esta pandemia por coronavirus, han sido y son todavía muchas las empresas que han debido de aplicar esta modalidad de trabajo —en un tiempo récord— como medida con la que garantizar la viabilidad de sus negocios y, en última instancia, el mantenimiento del mayor número posible de puestos de trabajo.

A pesar de esos éxitos que parece haber traído consigo la práctica generalización de esta modalidad, así como de las ventajas que puede llegar a brindar para empresarios y trabajadores, parece que las posturas entre Gobierno y agentes sociales distan mucho todavía las unas de las otras. Más aún si nos atenemos a la perspectiva ofrecida desde las patronales CEOE y Cepyme, que no han dudado en calificar el texto revisado en el día de ayer de “errático” y de “apartado de la realidad”, apuntando además al riesgo de que, de aprobarse tal como está, lejos de incentivar la práctica del teletrabajo, la norma puede terminar echando por tierra todos los avances en la implantación del teletrabajo llevados a cabo por las empresas españolas a lo largo de estos últimos meses. Apuntando además a que el texto se ha elaborado al margen de los agentes sociales, limitándose así el desempeño de unas labores a las que los faculta la propia Constitución Española.

“Tras la reunión mantenida este miércoles con el ministerio de Trabajo y los sindicatos, CEOE y Cepyme consideramos que el Anteproyecto de Ley de Trabajo a Distancia sometido por el ministerio de Trabajo a información pública se ha concebido al margen del diálogo social”, explican este la patronal CEOE y Cepyme en un comunicado conjunto que lanzaban momentos después de darse por terminada la reunión. Todo ello en relación a un texto cuya elaboración se ha llevado a cabo, según la patronal, “orillando la necesaria implicación y participación de los interlocutores sociales en la vida económica y social del país, prevista en el artículo 7 de la Constitución Española”.

El riesgo de desincentivar la implantación del teletrabajo

Entrando ya en los pormenores que reflejaría este anteproyecto de Ley de Trabajo a Distancia, la CEOE lo califica como un “texto desequilibrado, de enfoque errático, apartado de la realidad del tejido productivo y de las necesidades de empresas y trabajadores, que lejos de fomentar con garantías la utilización de esta forma de organización del trabajo podría desincentivar su implantación en España y ralentizar su consolidación”. “A consecuencia de ello”, añaden, “es un enfoque que no aporta la confianza y la seguridad necesarias para generar inversiones y empleo”. “Desde CEOE y Cepyme insistimos en que no se ha abierto el necesario debate sobre la regulación de la que está llamada a ser una forma de organización del trabajo creciente”, por lo que “pedimos al Ministerio de Trabajo que rectifique y retorne a la senda de la mesa de diálogo”.

En la misma misiva, desde la patronal reconocen la “legitimidad del Gobierno para desarrollar su competencia legislativa en solitario”, a pesar de lo cual entienden que resulta “fundamental acordar a través del diálogo social una regulación que permita al teletrabajo hacer efectivas todas sus potencialidades, incorporando el vector de la sostenibilidad en su espíritu y en su articulado, y fomentando el protagonismo de la negociación colectiva para su mejor adaptación a las distintas realidades que se viven en los diferentes sectores de la economía y la sociedad”.

Estas demandas solicitadas desde la CEOE y por Cepyme, estiman ambas organizaciones que se sitúan en la misma línea que las recogidas en el Acuerdo para la Reactivación Económica y el Empleo alcanzado la pasada semana entre Gobierno y los interlocutores sociales. Acuerdo que se sellaba con una significativa firma en los jardines del Palacio de la Moncloa, y que mantiene como principal objetivo, recuerdan ahora, el “aumentar la productividad de las empresas, mejorando al mismo tiempo la situación de los trabajadores, la conciliación familiar, y la capacidad de adaptación a las demandas de la nueva economía”.

Photo Credits: Ministerio de Trabajo y Economía Social, cuenta oficial de Twitter.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO