• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Kering refuerza su división eyewear con la compra de la danesa Lindberg

Kering refuerza su división eyewear con la compra de la danesa Lindberg

Por Jaime Martinez

9 jul. 2021

Empresas

Photo Credits: Lindberg.

Madrid – El holding internacional francés Kering, compañía en manos de la familia Pinault y matriz de casas de moda tan conocidas como Gucci, Yves Saint Laurent o Balenciaga, acaba de anunciar un acuerdo para la compra del 100 por cien del capital social de la compañía danesa Lindberg. Empresa multinacional, hasta ahora, en manos de los miembros de la familia homónima, especializada en el sector óptico mediante la fabricación y el diseño de piezas de alta gama.

Fundada en Dinamarca como tienda de óptica en torno al año 1969 por el óptico Poul-Jørn Lindberg y su esposa, Lindberg se ha convertido a día de hoy en una empresa multinacional gracias a los esfuerzos del hijo de su fundador, y actual director ejecutivo de la compañía, Henrik Lindberg. Encargado de formalizar este acuerdo de venta, por el momento aún sujeto a la autorización de las autoridades reguladoras —y cuyo importe no ha trascendido—, que se espera que pueda completarse a lo largo de la segunda mitad de este mismo año de 2021. Momento en el que la compañía pasará, según lo previsto, a situarse como parte de la división Kering Eyewear de la multinacional francesa. Una de las principales áreas de negocio de un holding, que de este modo busca reforzar su posición de liderazgo dentro del sector óptico y del eyewear, con la incorporación de una compañía que ha logrado consolidarse a lo largo de todos estos últimos años como uno de los agentes más destacado del sector, gracias, entre otros, a sus notables avances en los campos tanto del diseño como de la personalización de producto. Terrenos sobre los que Lindberg ha desarrollado y patentado varias tecnologías de fabricación de última generación, destacando especialmente a este respecto sus monturas hipoalergénicas, ajustables y sin tornillos, o su capacidad para la fabricación bajo pedido de gafas a medida y plenamente personalizables. Para lo que se vale de un proceso de fabricación modular, con el que pone a disposición de sus clientes miles de millones de combinaciones distintas, gracias a una amplia gama de acabados y materiales, que van desde el uso del titanio o el acetato, hasta el cuerno de búfalo, la madera o unos metales preciosos, con los que son capaces de fabricar monturas en oro macizo con diamantes engastados.

Photo Credits: Lindberg.

“Hace 35 años comenzamos nuestra empresa en dos pequeños cuartos traseros de nuestra óptica familiar”, y “con nada más que la idea de poder brindar una comodidad y una calidad que pasaran desapercibidas en el negocio del eyewear”, explica el propio Henrik Lindberg, director ejecutivo y fundador de la empresa como tal, a través de un comunicado. “gracias a la dedicación de nuestro equipo”, añade, “ahora podemos llamarnos, como bien dice Roberto Vedovotto, un fabricante de ‘gafas de lujo’”. “Kering y Lindberg comparten una misma filosofía común de que con el diseño, en última instancia, de lo que se trata es de llevar el eyewear a su púnto más alto”, y “es por eso que toda la familia Lindberg está extremadamente feliz de poder pasar nuestra antorcha a Kering Eyewear”. “Bajo la dirección de Roberto Vedovotto, y respaldada por los impresionantes valores y los altos estándares del Grupo Kering, estoy convencido de que la marca Lindberg logrará alcanzar nuevas metas, al tiempo que sabrá mantenerse fiel a sus valores y a su ADN único de marca”.

“Estamos encantados de dar la bienvenida a Lindberg a la familia de Kering Eyewear”, añadía por su parte Roberto Vedovotto, presidente y director ejecutivo de esta área de negocio del Grupo Kering. “Tengo el mayor de los respetos y admiración por lo que Henrik Lindberg y su familia han logrado construir durante los últimos 35 años. Lindberg son las gafas de lujo absolutas, y será un complemento perfecto para el portafolio de marcas que Kering Eyewear ha estado reuniendo desde 2014, haciéndolo aún más relevante para nuestra red de distribuidores especializados. Esperamos trabajar con los equipos de Lindberg para aumentar aún más la visibilidad de la marca y ampliar su alcance internacional”.

Photo Credits: Lindberg.

Un área de negocio que puede suponer unos ingresos superior a los 600 millones de euros

Organizada como tal el pasado año de 2014, la división Kering Eyewear del holding internacional francés se encarga desde entonces de diseñar, desarrollar y distribuir las colecciones de gafas de un total de 15 marcas internacionales, algunas propiedad del propio Grupo Kering, y otras en régimen de licencia, entre las que encontramos nombres tan conocidos como los de Gucci, Cartier, Saint Laurent, Bottega Veneta, Balenciaga, Chloé, Alexander McQueen, Montblanc, Brioni, Dunhill, Boucheron, Pommellato, Alaïa, McQ y Puma.

Sobre este modelo empresarial, al que ahora el holding incorpora el nombre de Lindberg, la compañía francesa ha logrado armar una sólida estructura con la que reforzar su principal línea de negocio, la vinculada a la industria de la moda y del textil. Siendo un área en la que, antes de la irrupción de esta pandemia por coronavirus, la multinacional llegó a generar unos ingresos por valor de cerca de uno 600 millones de euros, solamente a través del canal mayorista, durante su ejercicio fiscal de 2019.

“Esta adquisición”, explican desde Kering, “reforzará aún más la posición de Kering Eyewear como el agente más relevante del mercado dentro del sector de las gafas de lujo, permitiéndole sumar a su portafolio a una marca líder y complementaria” a las de su oferta, “con una sólida posición, un indiscutible conocimiento del sector, y con la mejor atención y servicio al consumidor dentro de su categoría”. Valores que, aseguran desde la multinacional francesa, permitirán generar sinergias entre las distintas marcas del Grupo, y en último término “acelerar el crecimiento y mejorar la rentabilidad” de su división Kering Eyewear.