• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Kering dispara un +101,9 por ciento sus ventas online y pone freno a su caída

Empresas

Kering dispara un +101,9 por ciento sus ventas online y pone freno a su caída

Por Jaime Martinez

23 oct. 2020

Madrid – El holding multinacional francés Kering, matriz de firmas de moda tan conocidas como Gucci, Balenciaga, Saint Laurent o Bottega Veneta, daba a conocer en el día de ayer sus resultados financieros relativos al tercer trimestre de su actual ejercicio fiscal. Periodo durante el cual la multinacional logró ajustar los problemas surgidos a cuenta de la pandemia por coronavirus, logrando reducir su caída a apenas un -4,7 por ciento respecto a los datos obtenidos durante el mismo periodo de hace un año, registrando unos ingresos por valor de 3.717,7 millones de euros, frente a los 3.884,6 millones que obtenía durante el tercer trimestre de 2019. Una caída generada principalmente como fruto de esta pandemia, que la compañía ha sabido bien compensar gracias al increíble aumento del +101,9 por ciento de sus ventas online y al buen comportamiento que ha vuelto a desempeñar en regiones como las de Asia-Pacífico y Norteamérica. Logrando así como resultado unos datos que bien contrastan con la caída del -43,5 por ciento que registraba durante el segundo trimestre del año.

“En un entorno complicado, Kering ha logrado una recuperación sustancial de sus ingresos en el tercer trimestre”, destacaba François-Henri Pinault, presidente y director ejecutivo de Kering, a través de unas declaraciones difundidas por parte de la propia multinacional. “La creatividad de cada una de nuestras casas y la agilidad de nuestra organización lograron un fuerte repunte de las ventas, hasta casi igualar los niveles del tercer trimestre de 2019”. “Seguimos con determinación la implementación de nuestras iniciativas estratégicas”, mientras que “la internacionalización de nuestro negocio de comercio online logró alcanzar nuevas cotas clave”, por lo que “seguiremos reforzando nuestras plataformas”. “Con una sólida situación financiera, reforzada recientemente”, entre otras acciones con esa venta de parte de su participación en Puma, “seguiremos invirtiendo en nuestras casas para potenciar su exclusividad y fortalecer nuestras posiciones”. “En un contexto que sigue mostrándose incierto, y a pesar de las incertidumbres”, apostillaba Pinault, “estamos bien preparados y confiamos en nuestra capacidad para ofrecer unos buenos resultados durante largo tiempo”.

Gucci, el buque insignia de la multinacional

En cuanto al comportamiento experimentado por parte de sus principales firmas de moda, Gucci se mantiene como la principal marca comercial del Grupo por volumen de negocio, registrando no obstante un ajuste del -12,1 por ciento, hasta los 2.087,8 millones de euros.

Tras ella destacarían Yves Saint Laurent, con una facturación que logra aumentar un +0,8 por ciento frente a 2019, hasta los 510,7 millones de euros. Y en tercera posición Bottega Veneta, que registra un increíble aumento del +17 por ciento respecto a sus cifras del tercer trimestre del pasado año, obteniendo como resultado unos ingresos por valor de 332,5 millones de euros. Logrando por su parte la multinacional sumar entre el resto de sus demás firmas un montante total de 669,1 millones, un +9,3 por ciento más que durante el tercer trimestre de 2019.

Caídas en Europa y crecimiento en Norteamérica y Asia-Pacífico

Mientras tanto por regiones, destacan las buenas tendencias que principalmente comienzan a mostrarse en Norteamérica, seguidas de las de Asia-Pacífico. Mercados en los que Kering muestra un crecimiento de hasta un +44,1 por ciento, en el caso de Norteamérica, y de un +18,5 por ciento en el de Asia, especialmente gracias al fuerte impulso de la China continental, y que bien contrastan frente a las caídas del -41 por ciento en Europa Occidental y del -22,8 por ciento en Japón, consecuencia, estiman, de los efectos de la paralización del sector turístico.

Así, en el caso de Gucci la firma logra aumentar sus ventas hasta un +43,7 por ciento en Norteamérica y un +10,6 por ciento en Asia-Pacífico, frente a las caídas del -47,3 por ciento en Europa Occidental y de un -25,9 por ciento en Japón. Registrando de manera paralela una caída del -31,6 por ciento en el canal mayorista —parte de una estrategia dirigida a reducir su exposición a este canal— y un incremento en ventas online que elevan su representación hasta el 12,6 por ciento de las ventas totales de la firma.

En cuanto a Yves Saint Laurent, habría mostrado un destacado crecimiento en Asia-Pacífico, que se habría visto reflejado en un canal online en el que ha doblado sus ventas, gracias, entre otras, al lanzamiento “exitosos” de su plataforma e-commerce en China el pasado mes de junio. Una situación similar a la registrada por Bottega Veneta, cuyas ventas directas aumentaron un +12,1 por ciento, un +63,4 por ciento en el canal mayorista y registrando un crecimiento de tres dígitos en online.

Junto al de sus principales firmas de moda, desde Kering destacan de igual manera los comportamientos registrados por sus casas de moda Alexander McQueen y Balenciaga. Que lograron durante este mismo periodo registrar un crecimiento de dos dígitos en los canales minorista y mayorista, así como una aceleración en el volumen de su factura online.

Photo Credits: Gucci.