• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • IVACE invierte 2M en I+D+i para responder con circularidad al cambio climático

IVACE invierte 2M en I+D+i para responder con circularidad al cambio climático

Por Alicia Reyes Sarmiento

15 jul 2022

Empresas

Moda circular. Imagen de H&M / Ellen MacArthur Foundation

El Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS), especializado en desarrollar soluciones innovadoras que ayuden a resolver los desafíos actuales en el medio ambiente, ha inaugurado esta semana la reciente ampliación de sus instalaciones, en más de 2000 metros cuadrados, para dar respuesta al reto del cambio climático mediante soluciones I+D+i basadas en la economía circular.

Teniendo en cuenta que el edificio se destinará a albergar plantas piloto, laboratorios y espacios de trabajo concebidos desde el primer momento en torno a criterios de sostenibilidad medioambiental, desde la organización se han esforzado por conseguir que estas instalaciones se conviertan en las primeras, destinadas al I+D español, en contar con la certificación BREEAM, el método internacional más antiguo para evaluar, calificar y certificar la sostenibilidad de los edificios.

Estas nuevas instalaciones, que han contado con el apoyo del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) a través de la inversión de 2,47 millones de euros, se dedicarán a la I+D+i en síntesis de polímeros, medicina y economía circular que permitirán al centro tecnológico dar respuesta a la creciente demanda por parte de la sociedad y de las empresas de soluciones para impulsar la economía circular.

“Las nuevas instalaciones de AIMPLAS demuestran la fortaleza y el dinamismo empresarial del Parc Tecnològic y consolidan a Paterna como una ciudad generadora de empleo y oportunidades, a la vanguardia de la I+D+i y uno de los principales motores económicos de la Comunidad Valenciana y epicentro de las nuevas tecnologías”

Juan Antonio Sagredo, Alcalde de Paterna

Entre todas las plantas, destaca la destinada de manera piloto a los procesos químicos de síntesis de polímero en la que también se investigará el uso del CO2 como materia prima de origen renovable, así como para el desarrollo de nuevos procesos de reciclado químico e investigaciones para el sector médico.

Cambiar el usar y tirar por un bucle cerrado e infinito

En los últimos años se ha producido un auge en materia de normativa y regulación europea, nacional y regional que afecta a los productos fabricados con materiales plásticos”. El director de AIMPLAS, José Antonio Costa, defiende en su comunicado que la única solución reside en “dejar atrás el paradigma del usar y tirar" base indiscutible del fast fashion, "para pasar a otro en el que los recursos se utilizan de forma eficiente y en el que los residuos se convierten de nuevo en recursos en un bucle cerrado e infinito”.

Y es que en el marco internacional en el que nos encontramos, introducir la economía circular como parte de los modelos de negocio, especialmente en lo que al sector de la moda en su conjunto se refiere, es la única forma de revertir los cambios legislativos que afectan a la industria en oportunidades para mejorar su eficiencia, reducir su impacto ambiental y aumentar su rentabilidad económica.

El conseller, Rafael Climent, coincidía a este respecto con Costa defendiendo que la economía circular es “una de las claves para la reactivación de nuestra economía”, entrando a definirla como una estrategia que “no se entiende sin el desarrollo de nuevas tecnologías de investigación e innovación y todos estos aspectos están a disposición de las empresas en estas nuevas instalaciones de AIMPLAS”.

Asentar la Comunidad Valencia como referente del sector del reciclado de plásticos

Por todo esto, una de las naves, ya existente como parte de las instalaciones del instituto tecnológico, se ha reestructurado completamente para dar cabida en su planta baja a un proyecto piloto para el desarrollo de actividades relacionadas con los procesos de reciclado mecánico (trituración, lavado, separación, clasificación...) que contribuirá a consolidar a la Comunidad Valencia como referencia en el sector del reciclado de plásticos.

En esta mencionada nave, que ha quedado dividida en tres, comparten espacio con esta planta de reciclado: unos almacenes automatizados de última generación y un espacio adicional de generación de ideas de I+D+i. Este conjunto y las nuevas instalaciones han quedado intercomunicadas por una pasarela con un peculiar y característico diseño que reproduce la estructura hexagonal de un polímero. Se trata de una estructura metálica que cuenta con un recubrimiento en membrana de PVC microperforada que se ha convertido ya en un elemento icónico del Parque Tecnológico.

El retorno generado por la actividad de AIMPLAS se sitúa en 13,7 euros por cada euro invertido

Esta iniciativa forma parte del histórico de cooperación que hasta la fecha se ha estado desarrollando entre el Instituto Tecnológico del Plástico y distintas empresas que trabajan en proyectos de I+D+i.

El presidente de AIMPLAS, José Luis Yusá, ha señalado que “solo en el último año”, el conjunto de las empresas que han estado trabajando en su marco de colaboración “consiguieron una financiación de más de 55 millones de euros para sus actividades de innovación”.

El impacto en las empresas y en la sociedad del centro tecnológico se recoge, como ha asegurado Yusá, en su memoria de sostenibilidad “en la que se cuantifica el retorno generado por la actividad de AIMPLAS en 13,7 euros por cada euro invertido. En este cálculo se incluyen, además de los 250 proyectos de I+D+i desarrollados cada año en el ámbito regional, nacional y europeo, los más de 5600 servicios de laboratorio realizados y las más de 4200 horas de formación en las que han participado más de 4700 profesionales de un millar de empresas”.

178 proyectos de I+D+i presentados, cerca de 1000 servicios tecnológicos realizados y 40 actividades formativas

En cifras, la actividad de AIMPLAS relacionada con la economía circular durante el año pasado se plasmó en un total de 178 proyectos de I+D+i presentados, cerca de 1000 servicios tecnológicos realizados y 40 actividades formativas y jornadas a las que asistieron más de 2500 profesionales de unas 800 empresas.

Además, el centro ha reforzado su compromiso con la lucha contra el cambio climático al inscribir su huella de carbono de los años 2019, 2020 y 2021 en el registro del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Se trata de una inscripción voluntaria que va respaldada por todo un plan para la reducción de las emisiones de CO2 que contempla desde potenciar instalaciones solares de autoconsumo a medidas concretas para el fomento de la movilidad sostenible.

Economia circular
Innovacion
NUEVOS MATERIALES