Inditex provisiona 287 millones, aplaza dividendos y cae en marzo un 24 por ciento

Madrid – “Todos juntos vamos a ser capaces de superar esta situación”, ha subrayado Pablo Isla, presidente de Inditex, durante la presentación esta misma mañana de los resultados anuales de la compañía respecto de su ejercicio de 2019. Periodo durante el que las ventas del grupo lograron incrementarse un 8 por ciento, hasta los 28.286 millones de euros. Al tiempo que lograba disparar su beneficio neto un 12 por ciento, hasta los 3.855 millones de euros. Cantidad sobre la que ha decidido realizar una provisión de 287 millones de euros ante “la expansión del Coronavirus Covid-19”, reduciendo así el porcentaje final de su beneficio hasta el 6 por ciento, unos 3.639 millones de euros.

A nadie se le escapa que la publicación de estos resultados se realiza en una situación especialmente delicada a nivel tanto nacional como internacional, tratándose de una compañía multinacional que esta experimentando las mismas restricciones en la apertura de sus tiendas que el resto de cadenas del retail en España, así como en otras regiones del mundo. Es por ello que Pablo Isla, presidente del grupo, ha querido antes de desgranar en detalle los aspectos más significativos de este último ejercicio lanzar un mensaje de “serenidad, confianza y solidaridad”.

“En estos momentos difíciles que estamos viviendo en todo el mundo, me gustaría en primer lugar y por encima de cualquier otra consideración expresar nuestra solidaridad con las personas que están siendo afectadas por el brote de Coronavirus Covid-19”, apunta Isla a través de un comunicado. “Son momentos para agradecer profundamente el trabajo de tantas y tantas personas, muy especialmente del sector sanitario, cuya dedicación está siendo el alivio imprescindible para los afectados en todos los países en los que está presente la epidemia. Su entrega, muy por encima de lo exigible, es un ejemplo que nos debe inspirar a todos en esta tarea común de construir una sociedad solidaria”. “Me gustaría, en este mismo sentido, agradecer el esfuerzo de todas las personas que forman parte de Inditex”, “apelar muy especialmente a la serenidad en todos los niveles, y transmitir un mensaje de confianza total en las decisiones de las autoridades sanitarias”.

Entrando ya a valorar el balance que arroja el ejercicio de 2019, el alto directivo apunta a que “Inditex demuestra con los resultados que hoy publica la solidez de su modelo de negocio y su solvencia”, fruto de un trabajo “fundamentado en una serie de valores que, como aquellos a los que he hecho referencia al principio, son hoy más que nunca la garantía que nos permite mirar al futuro con rotundo optimismo”. “Me parece esencial”, apostilla, “apelar hoy a la serenidad, a la confianza y a la solidaridad. Porque vamos a superar estos momentos difíciles, que quedarán como un mal recuerdo en nuestra historia”. “Todos juntos vamos a ser capaces de superar esta situación”.

Crecimiento de todas las marcas en todos los mercados

Como aspectos más destacados de este último ejercicio de 2019, el grupo apunta al buen rendimiento y al crecimiento de todas sus marcas en todas las áreas geográficas en las que se encuentra presente. En su mercado nativo, España, las ventas crecieron un 4,6 por ciento, hasta representar el 15,7 por ciento de las ventas totales de la compañía. Mientras que el resto de Europa en su conjunto —sin España— supone el 46 por ciento, América el 15,8 por ciento y Asia y el resto de mercados el 22,5 por ciento.

En cuanto a su canal online, una de las patas sobre las que continúa creciendo la compañía, las ventas lograron aumentar un 23 por ciento hasta los 3.900 millones de euros. Significando ya un 14 por ciento de las ventas totales.

Durante este mismo periodo, la multinacional invirtió 1.200 millones en su transformación digital y sostenible. Un “reto estratégico” que ha conducido a la “renovación casi completa de la superficie comercial”, “a la incorporación de tecnología avanzada” y a la implantación de una nueva relación con los proveedores basada en “criterios de sostenibilidad”. Destacándose también la implantación de la tecnología de identificación por radiofrecuencia, RFID. Sistema ya plenamente implantado en Zara, Massimo Dutti y Uterqüe, que culminará su incorporación al resto de cadenas a lo largo de 2020.

Más online y más sostenibilidad

Desde la compañía apuntan a que este próximo 2020 las ocho marcas que conforman el grupo alcanzarán el objetivo marcado por Pablo Isla de que sus productos estén disponibles para su compra online en cualquier parte del mundo. Todo ello tras las aperturas de las distintas páginas online locales de las marcas, con la de Zara implantándose en hasta 18 nuevos países en 2019; Massimo Dutti y Zara Home en Emiratos Árabes, Arabia Saudí, Líbano y Marruecos; y haciendo lo propio en Estados Unidos Pull&Bear, Stradivarius, Oysho y Uterqüe. Esta última igualmente en México, país donde ya cuenta con 16 tiendas físicas. Importantes avances en el canal online que vinieron acompañados de nuevos sistemas de entrega “next-day-delivery” en las principales capitales comerciales del mundo, y de la instalación de más puntos de entrega automatizados.

En cuanto a la sostenibilidad, desde Inditex destacan su acuerdo con el MIT para la investigación de nuevas técnicas sostenibles, entre ellas las técnicas de reciclaje upcycling; la creación durante su última Junta General de Accionistas de un Comité específico de Sostenibilidad dentro de su Consejo de Administración; y el anuncio de sus nuevos objetivos en materia de sostenibilidad. Estando entre ellos la eliminación de las bolsas de plástico para 2020 (ya han sido eliminadas en Zara, Massimo Dutti y Uterqüe); la eliminación de los plásticos de un solo uso para el cliente en 2023; o alcanzar un 100 por cien de materias primas sostenibles o recicladas —principalmente algodón, viscosa y polyester— para 2025.

Perspectivas para 2020

En relación a sus perspectivas y a cómo está siendo el inicio de este nuevo ejercicio de 2020, como no podía suceder de otro modo, la multinacional apunta a un entorno marcado por la “extensión global del Covid-19”. Epidemia sobre la que, apuntan, “el Grupo ha ido incorporando y aplicando los procedimientos necesarios para prevenir contagios desde el comienzo del brote, incluidos los cierres de tiendas en las áreas donde fuera necesario, y va a seguir en colaboración permanente con las autoridades sanitarias”.

A cuenta de los riesgos por el coronavirus, las ventas de sus colecciones para la temporada primavera-verano, “muy bien recibidas por nuestros clientes en febrero”, se vieron afectadas “en determinados mercados”. Consecuencia directa de los cierres controlados de establecimientos que la multinacional ha venido realizando “siguiendo el criterio de las autoridades sanitarias”. Y que a día de ayer, 17 de marzo, alcanzaban el número de 3.785 tiendas cerradas en 39 mercados. Estando todos sus establecimientos en China abiertos, a excepción de once.

Buen funcionamiento de la cadena de suministros

Sobre las posibles dudas de falta de material en su cadena de suministros, Inditex aclara que opera “con normalidad, gracias a la flexibilidad característica del modelo”. Al igual que las ventas online, que asevera se desarrollan “con normalidad en todos los mercados”. A pesar de lo cual, de manera conjunta entre ventas físicas y en online, entre el 1 de febrero y el 16 de marzo de 2020 sus ventas cayeron un 4,9 por ciento. Porcentaje que se disparó hasta un 24,1 por ciento durante la primera quincena, del 1 al 16, del mes de marzo.

“Aunque es pronto para cuantificar el impacto futuro del brote en nuestras operaciones en 2020, Inditex monitoriza minuciosamente el desarrollo de la situación, con una confianza total en nuestro modelo de negocio y en su solvencia”, aseguran desde la compañía española. Cuya dirección entiende que ante la situación actual, “generada por factores externos y temporales” que no cambian su “visión a largo plazo” o los fundamentos de su “modelo de negocio y su potencial de crecimiento”, “no se dan, en el momento presente, las condiciones necesarias para tomar la decisión adecuada sobre el reparto del dividendo”. Decidiendo en consecuencia “destinar a reservas la totalidad de dicho resultado”, a la espera de lo que finalmente se acuerde en “un posterior Consejo de Administración previo a la Junta General de Accionistas que tendrá lugar el próximo mes de julio”.

Photo Credits: Inditex.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO