Hugo Boss cambia de estrategia para relanzar su actividad antes del 2018

Con la estancación del mercado del lujo y la caída de sus ventas en China y en los Estados Unidos, Hugo Boss multiplica las medidas para volver al sendero del crecimiento. Este miércoles, el grupo ha presentado en Londres las grandes líneas de su nuevo plan de desarrollo estratégico, bajo el mando de Mark Langer, exdirector financiero de Hugo Boss AG nombrado presidente en el mes de febrero.

El grupo alemán, para subir sus ventas, quiere simplificar sus marcas y uniformizar sus precios. Las líneas “Boss Orange” y “Boss Green” no se mantendrán como marcas independientes y se integrarán a la línea “Boss”. La línea “Hugo” será también conservada y cambiará sus precios, con un 30 por ciento menos en sus etiquetas comparado con “Boss”.

En un comunicado, Hugo Boss AG ha indicado que las líneas femeninas, dirigidas por el diseñador Jason Wu, se mantendrán y que se reforzarán las líneas de moda masculina.

Del lujo al segmento alta-gama

Por otro lado, la distribución será reajustada y la expansión de la red de tiendas físicas será considerablemente frenada. Además, el grupo alemán prevé limitar su presencia en tiendas multimarcas y poner el énfasis en lo digital, con el e-commerce y la comunicación. Estos ajustes deberían entrar en vigor en los próximos meses para poder restablecer un crecimiento dentro de la compañía previsto antes del 2018.

Desde su llegada al frente del grupo Hugo Boss, Mark Langer ha establecido un plan de acción con el fin de mejorar los resultados de la compañía. Este plan prevé la salida del grupo del segmento del lujo y su reubicación en el segmento de alta-gama, el cierre de los puntos de venta menos rentables, una bajada de los precios en el mercado chino y un plan de reducción de los costes de 65 millones de euros en 2016.

Foto: Hugo Boss

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO