Gucci sale al rescate del “Made in Italy”

Madrid – La conocida firma italiana Gucci, propiedad del holding internacional de origen francés especializado en el sector del lujo Kering, acaba de firmar un acuerdo de adhesión al programa “Sviluppo Filiere” para el desarrollo de las cadenas de suministro impulsado por el banco italiano Intesa Sanpaolo. Una iniciativa con la que se persigue apoyar a las pequeñas y medianas empresas, artesanos independientes y pequeños talleres vinculados a las líneas de producción de las distintas compañías, a superar esta difícil situación generada a cuenta de la pandemia por coronavirus, facilitándoles el acceso a una financiación que les permita impulsar su crecimiento y su recuperación.

En virtud del acuerdo, aquellas empresas que formen parte de la cadena de suministros de Gucci tendrán a partir de ahora acceso a una amplia variedad de préstamos que, gracias a los procesos de digitalización, se desembolsarán de una manera más rápida. Todo ello con el fin de poder cubrir las urgentes necesidades de crédito de las que requieren en estos momentos las pequeñas y medianas empresas, y que podrán destinar a sus partidas ya comprometidas para proyectos de dinamización local, a sus programas de internacionalización o a la renovación de sus centros de producción. Gracias a unas medidas que desde Intesa Sanpaolo ponen a disposición de todas las compañías adheridas a su programa “Sviluppo Filiere”, y que se verán complementadas de manera adicional con instrumentos financieros y otras soluciones económicas adaptadas específicamente a las necesidades de las pequeñas y medianas empresas proveedoras de Gucci. Soluciones entre las que el banco italiano ya incluye las herramientas de financiación de emergencia para la reactivación de la economía diseñadas ex profeso como consecuencia del parón generado a causa del coronavirus.

“A través del Programa de Apoyo a la Cadena de Suministro que presentamos hoy con Intensa Sanpaolo”, explica a través de un comunicado Marco Bizzarri, presidente y CEO de Gucci, “perseguimos garantizar que la bandera del ‘Made in Italy’, mientras se reactiva la economía, pueda continuar representando la mejor parte de la herencia italiana en el mundo, como ha venido haciendo hasta ahora”.

En defensa y apoyo de las pymes, artesanos y talleres vinculados a la moda italiana

Con este nuevo acuerdo, Gucci e Intensa Sanpaolo continúan con la colaboración que emprendiesen durante las primeras etapas de la emergencia ocasionada a cuenta del coronavirus. Colaboración que se iniciaba con las labores de recaudación de fondos destinados al Departamento Nacional de Protección Civil italiano, y que ahora continúa con esta iniciativa con la que, en última instancia, ambas empresas no hacen sino salir en apoyo de un “Made in Italy” y de una industria manufacturera nacional entre la que el sector de la moda y el textil cuenta con un más que significativo peso.

Según las estimaciones manejadas por la propia Camera Nazionale della Moda Italiana y Confindustria Moda, en estos momentos la moda representa el segundo mayor sector manufacturero de toda la industria italiana. Llegando a generar una facturación anual que se situaría en los 95 mil millones de euros, fruto de un sistema integrado por más de 60.000 empresas, entre pymes, talleres artesanales y comercios, y por cerca de 600.000 trabajadores. Responsables últimos de haber logrado impulsar un “Made in Italy” sinónimo de excelencia y con un fuerte reconocimiento internacional, como bien demuestra su alta tasa de exportación, que se sitúa por encima del 66 por ciento de su facturación. De ahí el alto interés que desde Gucci e Intesa Sanpaolo muestran por garantizar la supervivencia de este singular ecosistema de empresas, fuertemente arraigadas además en sus respectivos territorios.

“Este acuerdo que inauguramos gracias a la asociación con una marca de primerísimo nivel como es Gucci, tiene la intención de servir de base a un nuevo modelo innovador de financiación que sirva de apoyo a las cadenas de suministro italianas. Un ecosistema compuesto por miles de pequeñas y medianas empresas y artesanos, a menudo empresas familiares y estrechamente vinculadas a sus propios entornos”, explica por su parte Carlo Messina, director ejecutivo de Intesa Sanpaolo. “Sabemos que detrás de cada marca hay un tejido construido a base de relaciones, actividades y unos lazos que conforman las bases del ecosistema de un determinado territorio, y que representan un elemento clave del éxito de la industria de la moda italiana”. Por ello, “apoyar las cadenas de suministros significa ponernos al lado no solo de las empresas, sino también, y sobre todo, de los territorios y de las comunidades locales en las que residen su corazón y su alma”.

“El mantener ese espíritu de comunidad, esa concienciación y ese compromiso por ser parte de un todo, sigue siendo una de nuestras prioridades durante esta segunda etapa de la pandemia, no menos delicada que su fase primera”, añadía Bizzarri. “Ese espíritu, el espíritu de saber que ‘estamos todos juntos en esto’, es el que encarga y se ve reflejado en toda la fuerza del ‘Made in Italy’, que es mucho más que unas siglas: es un modo de concebir la belleza y, en consecuencia, la vida”. “El sueño de belleza de Gucci es un sueño italiano, que le cuenta al mundo cuan fuerte es el poder de la imaginación y la fuerza, absoluta, de la manufactura italiana”. “Durante casi un siglo, los pilares de Gucci han estado precisamente asentados sobre el conocimiento y la habilidad de una cadena de pequeños artesanos que representan el verdadero corazón del ‘Made in Italy’”.

Un programa abierto a todos los sectores de la industria italiana

Con este programa “Sviluppo Filiere” para proveedores, el banco italiano mantiene la intención de consolidar la creación de un nuevo modelo innovador capaz de servir de apoyo a todas las cadenas de suministros y proveedores italianos. Permitiéndoles un mejor y más fácil acceso a las líneas de crédito, al poder valorar así aspectos “intangibles” vinculados a cada una de las empresas, sirviéndose para ello de la información facilitada por la propia compañía a la que sirven de proveedora y a su posición dentro de su cadena de suministros. Algo de vital importancia en estos momentos de extrema necesidad para garantizar la supervivencia de unas pequeñas y medianas empresas, que deben hacer frente a los increíbles costes generados durante todo este periodo de inactividad, así como a las inversiones necesarias para lograr impulsar su recuperación.

Photo Credits: Gucci. Intesa Sanpaolo, página oficial.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO