GDPR: Los principales desafíos para los comercios de moda online

La forma en que las empresas procesan datos personales en la Unión Europea cambiará una vez que entre en vigencia el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés) el 25 de mayo. La nueva legislación establece una serie de requisitos sobre cómo las empresas, como los minoristas de moda, manejan datos personales de los ciudadanos.

GDPR puede obstaculizar la contratación de trabajadores independientes y externos

Bajo GDPR, los consumidores tendrán que dar su consentimiento para seguir recibiendo boletines, correos electrónicos y cualquier otro tipo de publicidad dirigida, lo que significa que los minoristas de moda en línea tendrán que replantear su enfoque en los anuncios personalizados.

"Probablemente seguirán siendo legales (a discreción de los reguladores), ya que no ejercen un 'efecto legal' en el consumidor. Pero para las empresas con esquemas de lealtad, como Asos, Boots y Superdrug, los anuncios personalizados que dictan en qué el cliente se puede gastar los puntos ya no estarán permitidos", explica Florence Allday, analista de belleza y moda en Euromonitor International a FashionUnited.

GDPR: Los principales desafíos para los comercios de moda online

GDPR: los comercios de moda online tendrán que realizar formas de publicidad "menos intrusivas"

Se puede decir que el éxito de la publicidad basada en los datos de los consumidores se debe en parte por hecho de que muchos consumidores no lo saben, agrega Allday. "Cuando se le presenta un cuadro en la pantalla que le pregunta si desea revelar sus datos personales, muchas personas dicen que no. Sin embargo, el 'consentimiento' a menudo está incorporado en las cookies que el usuario promedio de Internet acepta sin leer los términos y condiciones".

Las nuevas limitaciones presentes en GDPR garantizarán que los minoristas de moda en línea adopten formas más tradicionales y menos intrusivas de publicidad dirigida. Esto, a su vez, podría hacer que busquen formas de publicidad más auténticas, como las que se usan en las tiendas físicas.

Los comercios online y sus proveedores deben garantizar el pleno cumplimiento de GDPR

Los ecommerce no solo deben asegurarse de que cumplen con todas las nuevas reglamentaciones de GDPR, sino que también deben asegurarse de que los proveedores también las cumplan. "Considere que si un proveedor se deslizó en el manejo de los datos de los clientes y se descubrió que un minorista más grande es cómplice de esto, las multas podrían extenderse al 4 por ciento de la facturación global anual de ese minorista o 20 millones de euros (lo que sea mayor)", destaca Anusha Couttigane, analista sénior de moda y artículos de lujo en Kantar Retail a FashionUnited.

GDPR: Los principales desafíos para los comercios de moda online

Las nuevas regulaciones bajo GDPR también dejarán en claro que no es solo el departamento de TI de los minoristas de moda en línea que necesitan estar al día sobre las infracciones de datos y los métodos de prevención. Todos los miembros de la compañía, sin importar su posición, así como las empresas afiliadas de terceros, tales como agencias de relaciones públicas, autónomos, compañías de seguros y reclutadores, deben estar al día con GDPR.

Además de cumplir con las nuevas reglamentaciones de GDPR, los comercios online también tendrán que ser rápidos en abordar el “derecho de los consumidores a ser olvidados”, ya que los clientes tendrán derecho a borrar sus datos personales, para lo cual las empresas tienen un mes para cumplir.

Sin embargo, como las tendencias son igualmente impulsadas por los hábitos de compra de los consumidores y las cambiantes tendencias de la moda, si un gran grupo de clientes solicita que sus datos se borren de los sistemas minoristas, puede limitar los datos de los minoristas sobre lo que buscan sus clientes. Sin suficientes datos, los minoristas de moda en línea en particular pueden tener dificultades para ofrecer los estilos correctos, a los consumidores adecuados, en el momento adecuado.

Fotos: Página web The EU General Data Protection Regulation (GDPR); Página web Asos y Net-A-Porter.

Artículo original: Vivian Hendriksz. Traducido y adaptado: Alicia Carrasco.