La firma de moda Garmentory, con sede en Seattle, ha conseguido una ronda de inversión de dos millones de dólares dirigida por MHS Capital, con la participación de inversores anteriores, como Founder's Co-op.

Hasta la fecha, la plataforma de moda online ha recaudado un total de 3,6 millones de dólares.

Lanzada por la incubadora de empresas Techstarts Seattle en 2014, Garmentory alberga un mercado que conecta cerca de 350 pequeñas boutiques físicas y miles de diseñadores independientes con clientes en línea de todo el mundo.

"Hicimos la transición de la fase de capital inicial - donde pasas todo tu tiempo trabajando en el mercado de productos aptos y probando cosas - para construir las bases para la etapa de crecimiento", explica esta semana en una entrevista el CEO de Garmentory, John Scrofano.

"Nos hemos lanzado a esta ronda recaudación por las razones que todo empresario espera: nuevo personal para mantenerse al día con el crecimiento agresivo y hacer más de lo que está funcionando y nuevas inversiones para construir la siguiente capa de sofisticación y probar ideas aún mayores”, resume el CEO de la compañía para ‘Geekweek’.

La empresa fundada por Sunil Gowda y la dueña de la boutique de moda Adele Tetangco usará el nuevo capital para contratar a más empleados y para reforzar su incursión en la moda para hombre, prevista para el próximo año.

Como resultado de la ronda de inversiones, Vijay Nagappan, de MHS Capital se unirá al consejo de administración de Garmentory.

"Invertimos en Garmentory porque vemos la oportunidad de cambiar la cara del comercio minorista y esta es la empresa que lo hace", dijo Nagappan en un comunicado. "Nos encanta que esta plataforma traiga a la comunidad de boutiques y diseñadores la vanguardia, mientras que proporciona a los consumidores una experiencia de compras nueva y cuidada".

Según Scrofano, las ventas han crecido a un ritmo del 500 por ciento interanual, gracias fundamentalmente al "crecimiento orgánico con muy poca publicidad pagada".

Scrofano dijo que Garmentory está "creando la próxima generación de minoristas para el segmento contemporáneo", que describe como ropa que se vende por un precio que va de los 75 a los 600 dolares y que se puede encontrar en minoristas como Nordstrom o Barney’s.

"Sin embargo, tenemos una visión muy diferente del futuro para el segmento contemporáneo que la que tienen los grandes almacenes", concluyó.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO