Gap hunde sus ingresos más de un 40 por ciento durante el T2

Madrid- La multinacional estadounidense Gap Inc., la tercera mayor empresa del sector textil por detrás de los grupos Inditex y H&M, hizo públicos ayer sus resultados financieros respecto del segundo trimestre del año. Periodo durante el que las ventas de la compañía cayeron un -4 por ciento, frente al aumento del +2 por ciento que experimentaron durante el mismo periodo del año anterior. Generando como resultado un beneficio bruto de 1,56 mil millones de dólares, frente a los 1,63 mil millones que logró obtener durante el mismo periodo de 2018. Y una increíble caída del 43,43 por ciento de sus ingresos netos, que pasan de los 297 millones de 2018, a los apenas 168 millones que logró obtener durante este segundo trimestre de 2019.

“Estamos operando en un entorno desafiante, pero sigo confiando en la fortaleza de nuestras marcas y en nuestros planes para el futuro, mientras trabajamos para lanzar al mercado dos empresas que coticen de manera independiente”, se encargaba de señalar a través de un comunicado Art Peck, presidente y director ejecutivo de Gap. “De cara al segundo semestre del año, seguimos muy centrados en el inventario y en mejorar nuestra disciplina de gasto con el fin de mejorar los resultados, así como en el lanzamiento de excepcionales productos apoyados en una buena estrategia de marketing, que nos ayude a incrementar el ‘engagement’ de nuestros clientes”.

Problemas de stock y comportamiento negativo en todas las marcas

Durante el segundo trimestre del año, el grupo estadounidense asistió a un mal comportamiento a escala global de todas y cada una de sus marcas. Con Old Navy, que durante 2018 había experimentado un crecimiento del +5 por ciento, pasando a registrar una caída en sus ventas del -5 por ciento. Y con Banana Republic pasando de un +2 por ciento a una caída del -3 por ciento, y la principal marca del grupo, Gap, experimentado un incremento aun mayor en el descenso de sus ventas. Que pasan del -5 por ciento del pasado año, a caer un -7 por ciento durante este segundo trimestre de 2019.

Un periodo durante el que la compañía situó el valor de su inventario en cerca de los 2,33 mil millones de dólares. Con un incremento de aproximadamente del +6 por ciento respecto del año anterior, causado por su propia estructura y la adquisición de la firma de moda infantil Janie and Jack durante el primer trimestre de 2019.

A pesar de ello y de los malos resultados, la compañía logró finalizar el T2 con un efectivo neto de 259 millones de dólares. 39 millones más que los 220 con los que finalizó el mismo periodo del año pasado.

Perspectivas de crecimiento negativo para 2019

Para lo que resta de año fiscal, entre las perspectivas de la compañía están el que las ventas disminuyan únicamente un dígito durante 2019. Así como destinar cerca de 100 millones de dólares a los trabajos de ampliación de su sede y a la construcción de un centro de distribución en Ohio. De manera paralela, Gap continuará evaluando los gastos necesarios para llevar a cabo la escisión planificada de Old Navy y la división de la empresa, prevista para 2020. Un capital que la compañía todavía no ha incluido entre sus gastos programados.

En cuanto a su red de tiendas, la multinacional prevé llegar a cerrar cerca de 130 tiendas como medida para reestructurar la red de establecimientos de la marca Gap. Mientras que continuará con nuevas aperturas, centrándose principalmente en sus firmas Old Navy y Athleta, así como en la apertura de nuevas tiendas Gap en China. Una labores de replanificación de su red de espacios retail, que la multinacional tiene previsto cerrar, en cómputos globales, con cerca de 30 tiendas propias menos.

A fecha de cierre del segundo trimestre de 2019, Gap contaba con una red de 3.877 tiendas repartidas por 44 países. De las que 3.356, un 86,56 por ciento, son operadas de manera directa por la propia compañía.

Photo Credits: Gap, página oficial.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO