G-III Apparel (Donna Karan) anuncia resultados y dispara su cotización más de un 22 por ciento

Madrid- El grupo estadounidense G-III Apparel Group Ltd. (NasdaqGS: GIII), matriz de firmas como Donna Karan New York y responsable de fabricación y diseño de otras más de 20 firmas como Calvin Klein, Levi’s o Tommy Hilfiger, hacía públicos ayer sus resultados financieros respecto del segundo trimestre del presente año fiscal, finalizado el pasado 31 de julio. Periodo durante el que la compañía logró incrementar sus ventas un +3,1 por ciento hasta los 643,9 millones de dólares, y frente a los 624,7 millones que logró generar durante el mismo periodo del año anterior.

Unas buenas cifras que sin duda fueron bien acogidas por parte de los inversores, que a lo largo de las últimas jornadas catapultaban el valor en bolsa de la compañía más de un +27 por ciento. Llevando sus acciones de los 18,84 dólares por acción del pasado miércoles, a un máximo de 24,04 dólares por acción de la jornada del jueves.

“Nos complace informar que los resultados del segundo trimestre cumplieron con nuestras expectativas y se vieron impulsados por un rendimiento superior de nuestro negocio mayorista, lo que nos permite continuar navegando sobre el agitado panorama del sector retail”, indicaba a través de un comunicado Morris Goldfarb, presidente y director ejecutivo de G-III. “El buen desarrollo de nuestra cadena de suministros nos ha permitido expandir significativamente nuestros centros logísticos en todo el mundo, y todavía vemos sustanciales oportunidades para continuar con nuestra diversificación. Capacidades que, junto con la sólida relación que mantenemos con nuestros proveedores, nos han ayudado a mitigar algunos de los obstáculos arancelarios. Sin embargo, en base a las tarifas adicionales que se acaban de implementar, creemos que es prudente revisar nuestra orientación hacia una postura más conservadora durante el resto del año fiscal”.

Ajuste en las previsiones de crecimiento

Durante este segundo trimestre del año, la compañía logró unas ventas netas por valor de 643,89 millones de dólares, frente a los 624,69 millones generados durante el mismo periodo de 2018. Un incremento del +3 por ciento que sin embargo no se ha traducido de manera directa en un mayor beneficio para la compañía. Cifra que tan solo logra incrementar un +0,09 por ciento, pasando de los 231,544 millones de 2018, a los 231,769 millones de este 2019, a causa del ligero aumento en los costes para la compañía.

Como anunciaba el propio Goldfarb, presidente y CEO de G-III, la creciente guerra arancelaria que enfrenta a Estados Unidos con China, y en menor medida a Europa, ha llevado a la compañía ha realizar un ajuste en sus previsiones fiscales para el presente año fiscal. Periodo para el que espera unas ventas netas aproximadas por cerca de 3,30 mil millones de dólares, y una cifra de ingresos netos que se sitúe entre los 154 y los 159 millones. Así como un EBITDA ajustado de entre 295 y 300 millones, superior al EBITDA de 269,4 millones que obtuvo durante su ejercicio anual anterior.

Photo Credits: G-III Apparel Group, página oficial.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO