Forever 21 cuestiona el involucramiento de Rihanna en los diseños Fenty

La lucha entre Forever 21 y Puma continúa. El conflicto se inició en abril de 2017 después de que Puma encontrara supuestas imitaciones de algunos diseños de calzado de la marca Fenty realizados por la cadena retail Forever 21. En esta ocasión y a esta altura del juicio, Forever 21 busca conocer el grado de participación de Rihanna en el diseño de los products Fenty; de ser comprobada, la cantante se uniría al proceso legal.

La cadena comenzó a cuestionar en el tribunal federal de California la participación de Rihanna, instando al tribunal a citar información diversa de Rihanna y Roc Nation Management que junto a Kendo Holdings manejan los asuntos comerciales de la cantante. Forever 21 pidió a finales de diciembre extender hasta febrero las partes que faltan del caso, obligando al juez Philip Gutiérrez a firmar las citaciones según ha informado WWD. "Existe una buena razón para esta extensión porque los alegatos y las propias declaraciones públicas de Puma llevan a la conclusión de que Robyn Rihanna Fenty ('Rihanna') puede ser una parte necesaria e indispensable de este litigio o, como mínimo, un tercero que podría unirse ", expresó el juez, lo que indica que Rihanna - si se llegase a comprobar es la acreedora de la propiedad intelectual de los diseños- tendría que defender ella misma los 3 modelos de zapatos que Forever 21 ha ‘plagiado’: Unos sneakers tipo creepers, unas sandalias con piel y unas sandalias con un lazo de satén anudado.

Forever 21 podría presentar como argumento que Puma no debía reclamar por plagio a la compañía debido a que la propia dueña del material es Rihanna. Esto podría originar un despido. El juez Guitiérrez declaró "aunque Puma públicamente anuncia que Rihanna diseñó los zapatos en cuestión en este litigio, Rihanna no es nombrada como autora en las solicitudes de derechos de autor de Puma o como inventor de la patente de diseño de Puma". Esto significa que Puma tergiversó hechos materiales de la Oficina de Patentes y la Oficina de Copyright -cometiendo fraude- o que la firma ha engañado al público, presentando a Rihanna como la diseñadora cuando en realidad nunca lo fue. Cualquiera de estos dos casos podría perjudicar no solo la imagen de Puma; también la de la cantante.

La citación solicitada por la cadena Forever 21 pide documentos relacionados con la relación contractual entre Rihanna y Puma; además también solicita la relación entre Rihanna, Puma y Kendo quienes tienen que ver con los diseños de Fenty. Además la marca también busca información sobre la campaña en redes sociales -donde se afirmó que la cantante era la diseñadora de la línea- además de las zapatillas de estilo Creeper y la información sobre su papel como "embajadora de marca" para Puma.

El juicio

Antes que sucedieran estas últimas citaciones, Puma a accedió a recurrir a su apelación federal de la decisión del juez Gutiérrez de desestimar las acusaciones de Puma de infracción de la marca comercial. Estas consistían en plagio y competencia desleal. Por parte de Forever 21 se argumentó que los diseños que están en discusión no son del todo únicos u originales dentro del mercado lo que los excusa de la acusación hecha por Puma.

Por el momento la apelación podrá hacerse hasta que el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito decida sobre la demanda entre Adidas y Skechers, otro juicio que ha dado de qué hablar dentro de la industria.

Foto:Cortesía Puma.