• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Ferragamo pondrá el foco en las nuevas generaciones con vistas a duplicar facturación

Ferragamo pondrá el foco en las nuevas generaciones con vistas a duplicar facturación

Por Jaime Martinez

11 may 2022

Empresas

Photo Credits: Salvatore Ferragamo.

El Grupo de modas italiano Salvatore Ferragamo, matriz de la firma de modas homónima especializada en el sector del lujo, ha dado a conocer una última actualización financiera sobre sus cuentas, relativa al primer trimestre de su nuevo ejercicio de 2022. Primer año que la compañía pasa a operar bajo la dirección del italiano Marco Gobbetti, director ejecutivo y director general de la multinacional desde el pasado 1 de enero de 2022, y que Ferragamo ha abierto con una considerable mejora tanto en términos de ingresos como de rentabilidad. Avance con el que logra subrayar el que se presenta como un importante punto de inflexión para la compañía, en lo que se ha buscado además poner en evidencia con la presentación de los nuevos pilares sobre los que aspira a asentar sus próximos pasos en el mercado de la moda-lujo.

Centrándonos primeramente en los aspectos puramente económicos, Salvatore Ferragamo ha abierto el ejercicio con unas ventas totales de 289,44 millones de euros. Cifra que representa un aumento de un +23,21 por ciento con respecto de los 234,92 millones de facturación que la compañía conseguía reunir durante el mismo periodo de 2021, así como de un +30,54 por ciento frente a los 221,73 millones de 2020. Un considerable aumento, que no obstante sigue dejando a la compañía por detrás, en un -8,69 por ciento, de los 317 millones de euros en ventas que llegaba a generar durante el primer trimestre del ejercicio de 2019, el último que llegó a completarse antes de la irrupción de la pandemia por coronavirus.

Siguiendo el ritmo de recuperación de las ventas, Ferragamo ha conseguido cerrar estos tres primeros meses del año con un beneficio neto por valor de 14 millones de euros. Cifra ya muy alejada de las pérdidas netas por valor de hasta -585 mil euros en las que la compañía incurría durante el mismo periodo de 2021, y de las de por valor de -41,44 millones de euros del mismo periodo de 2020. Mostrándose en este caso con un beneficio que sí logra situar por encima de los 11 millones de beneficio neto que Ferragamo era capaz de generar durante el mismo periodo de 2019.

“Estoy emocionado de ser parte de esta marca icónica, construida sobre un legado excepcional de creatividad, artesanía y valores humanos”, no dudaba en remarcar Marco Gobbetti, director ejecutivo de Salvatore Ferragamo, a lo largo de unas declaraciones hechas públicas por la propia compañía italiana. “A pesar de la duración de la pandemia y del conflicto en Ucrania, durante este primer trimestre obtuvimos un buen dato de crecimiento de los ingresos y del margen operativo”. Siguiendo con esta tendencia, y “a pesar de la creciente volatilidad económica y geopolítica, esperamos aumentar nuestros ingresos para este año”, mientras que aprovechan para presentar a un mismo tiempo “los motores para acelerar el crecimiento y para aprovechar el potencial de Ferragamo” de cara a los próximos años.

Nueva hoja de ruta

Con Gobbetti al frente de la multinacional italiana y el británico Maximilan Davis como su nuevo director creativo, el ejecutivo y el órgano de dirección de Ferragamo parecen tener en su ánimo el lograr firmar un éxito parejo al que Burberry está consiguiendo después de que el propio Gobbetti tomase las riendas de la compañía británica. Una posición que se decidía a abandonar para emprender este nuevo reto al frente de Ferragamo.

Con ese objetivo en la mente de la compañía italiana, según explican desde la propia Ferragamo el nuevo plan estratégico del Grupo pasa por centrarse en estimular el crecimiento de su facturación a medio-largo plazo, con vistas a lograr, dentro de ese periodo de aproximadamente cinco años, duplicar su capítulo de ingresos. Fin que aspiran lograr mediante la progresiva captación de nuevos consumidores jóvenes, mediante la puesta en práctica de acciones específicas dirigidas a hacer destacar a Ferragamo en el cada vez más competitivo sector del lujo.

Para navegar con rumbo a esa meta en términos de rentabilidad, como principales pilares de la nueva estrategia de la compañía, Ferragamo dirigirá sus esfuerzos a la producción de productos más atractivos, a revitalizar el atractivo de la marca, a priorizar su presencia y sus acciones digitales, y a mejorar la experiencia del cliente. Áreas sobre las que tiene pensado avanzar potenciando la excelencia dentro de su cadena de valor, reforzando y amplificando sus políticas ESG, y mejorando el capital humano dentro de sus equipos y de sus órganos de dirección.

Partiendo así pues de esta nueva hoja de ruta, Ferragamo aspira a duplicar sus ingresos a medio plazo, a mejorar su rentabilidad y su beneficio operativo, y a acelerar en suma el crecimiento de la compañía al tiempo que refuerza su posición como Grupo líder del sector del lujo. Todo, mientras de manera paralela pasa a implementar una serie de medidas, como la de duplicar el gasto en marketing y en comunicación al mismo ritmo en el que aumenten el porcentaje de sus ventas, a partir de 2023; a llevar cabo inversiones de hasta 400 millones de euros, entre 2023 y 2026, dirigidas a la renovación de su red de tiendas, a implementar nuevas tecnologías y a mejorar su cadena de suministros; o a implementar un nuevo plan financiero y una nueva política de inversiones con la que tratarán de priorizar aquellas que cuenten con el potencial de contribuir al crecimiento de la compañía y a la ejecución de este nuevo plan estratégico.

También te puede interesar:
FINANZAS
MODA LUJO
primer trimestre
RESULTADOS FINANCIEROS
SALVATORE FERRAGAMO