Farfetch desmiente los rumores de compra sobre Barneys

Madrid- La compañía británica Farfetch, especializada en el sector de la moda online, ha salido la paso de las informaciones difundidas ayer por el New York Post, para desmentir la posible adquisición de la cadena de grandes almacenes estadounidense Barneys. Que el pasado 6 de agosto se declaraba en quiebra.

“Farfetch Limited (NYSE:FTCH), la plataforma tecnológica líder a nivel mundial de la industria de la moda-lujo, desea hacer un apunte sobre la historia publicada por el New York Post el 26 de agosto de 2019, que indica que: “Barneys apunto de ser vendida al minorista online del lujo Farfetch”, indicaba la compañía a través de un breve comunicado de prensa, que únicamente continuaba con la siguiente sentencia: “La historia es incorrecta. Farfetch no está haciéndose con Barneys New York”.

La compañía británica desmiente así las últimas informaciones del medio neoyorquino. Que apuntaba a que las conversaciones entre ambas compañías se iniciaron antes de la declaración de bancarrota de Barneys, y que se habrían estado intensificando desde entonces. A pesar de que por el momento, no existía ningún acuerdo firmado entre ellas.

Entre las informaciones difundidas por el Post, estaba el que habría sido la compañía británica la impulsora de la rebaja de hasta un 40 por ciento del alquiler de la principal tienda de Barneys en Nueva York. Una medida que habría llegado como imposición para poder avanzar en la compra del grupo, y que debía de sumarse a la rebaja de cerca del 25 por ciento que Ashkenazy Acquisition Corporation habría accedido hacer sobre el alquiler de la tienda de Barneys en la zona del Midtown, en Manhattan. Acuerdo por el que según el Post, la cadena de grandes almacenes procedería a desalojar las 5 últimas plantas del edificio de la calle East 60 propiedad de Ashkenazy Acquisition. Sociedad privada de inversiones inmobiliarias, dueña de multitud de inmuebles repartidos por todos los Estados Unidos, y de algunos tan emblemáticos como el mítico Hotel Plaza de Nueva York.

Desmentido por parte de Farfetch

El desmentido por parte de Farfetch se produce tras un duro mes de altibajos para la compañía de José Neves. Cuyas últimas compras parecen no haber sido del agrado de los inversores. Que castigaban a principios del mes de agosto duramente a la compañía con caídas de has un 40 por ciento de su valor bursátil, después de que Farfetch anunciara la adquisición, por 675 millones de euros, de la italiana New Guards Group. Matriz de firmas como Marcelo Burlon, Alanui, Heron Preston o de Off-White, la firma de moda del estadounidense Virgil Abloh.

Un duro revés en bolsa que parecía no encontrar tampoco justificación en los resultados financieros de la compañía respecto del segundo trimestre del año. Periodo durante el que sus ingresos aumentaron un +42,7 por ciento, hasta los 209,2 millones de dólares. Pero una bajada de la cotización que demostraría la inquietud de unos inversores, que estarían alarmados ante la política de compras de la compañía en un creciente clima de inestabilidad económico como el actual. Razón por la que, de haberse producido, no es de extrañar que desde Farfetch se haya decidido posponer, o cancelar, la posible compra de Barneys. Que tiene de plazo hasta finales del mes de octubre para encontrar comprador, y evitar así su liquidación.

Photo Credits: Barneys, página oficial de Facebook.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO