New York - El Tribunal General de la Unión Europea le ha dado la razón a la marca de lujo francesa al anular una resolución de la Oficina Europea de Propiedad Intelectual (EUIPO) sobre el uso y reconocimiento del conocido estampado de cuadros de la marca.

En 2008, la empresa parisina de lujo Louis Vuitton obtuvo el registro de su marca consistente en un signo figurativo compuesto por unos cuadros marrones y beiges (conocida como “Damier Azur”) tanto por la Oficina internacional de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) como por la EUIPO, recuerdan desde ‘Noticias Jurídicas’. En ese momento, Louis Vuitton solicitó protección de su marca para maletas, bolsas, baúles, neceseres, mochilas, otros artículos de viaje, carteras y paraguas.

En 2015 un ciudadano polaco presentó ante la EUIPO una solicitud de anulación de los efectos del registro internacional para “Damier Azur”. Un año después, la EUIPO aceptó la solicitud de anulación respecto de todos los productos a los que se refiere el registro internacional al considerar que el diseño de Louis Vuitton era demasiado común como para ser monopolizado por una única marca. El grupo de lujo francés recurrió ante la EUIPO, pero su recurso fue desestimado; Louis Vuitton presentó su caso ante el Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) alegando que la EUIPO se había equivocado al apreciar tanto el carácter distintivo intrínseco de su marca como la adquisición de dicho carácter por el uso.

Ahora, el TGUE le da la razón a Louis Vuitton ya que considera que las pruebas aportadas por la empresa parisina Louis Vuitton Malletier acreditan de manera suficiente que su marca había adquirido carácter distintivo gracias a su uso en el conjunto de la Unión.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO