El textil se hunde mientras en turismo sube el número de afiliados a la Seguridad Social

Madrid- Ayer 19 de agosto el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo hizo públicas las tasas de inscripción a la Seguridad Social. Que crecieron en julio un 3,5 por ciento en las actividades vinculadas al sector turístico. Halcanzado hasta un total de 2.618.636 afiliados, según los datos difundidos por Turespaña, asociación dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Según las mismas fuentes, esta cifra supone la más alta de la serie histórica en un mes de julio. Logrando en el último año crecer hasta los 89.668 trabajadores vinculados a las actividades turísticas. Valor que representa un 13,6 por ciento del total de los afiliados. Unas cifras “muy positivas” en palabras de la secretaria de Estado de Turismo Isabel Oliver. Que através de un comunicado declaraba que “muestran la consolidación del turismo como fuente de empleo y el esfuerzo del gobierno porque este sea cada vez de mayor calidad, mejorando las condiciones laborales de los trabajadores del sector”.

Por actividades

Por actividades, el mayor incremento se produjo en el área de la hostelería, con 54.177 nuevos afiliados. Mientras que en otras actividades turísticas aumentó en 32.979. Y en 2.512 trabajadores en el sector de las agencias de viaje.

Durante julio la cifra de asalariados vinculados al sector turístico, que representa un 81 por ciento del total, creció un 4,1 por ciento respecto del mismo mes del año anterior. Mientras que el empleo autónomo, que únicamente represente un 19 por ciento del total, únicamente aumentó un 1,3 por ciento. Reflejo de las dificultades y trabas que continúan existiendo en nuestro país para poder lograr convertirse en trabajador por cuenta propia.

¿Reflejo en el sector textil?

Unos datos de crecimiento en un sector tan temporal como es el del turismo, que parecen ir dirigidos a condenar a España a un eterno sistema de precariedad laborar basado en un modelo de negocio de “playa, pinchos y tapas”. Como demuestran los primeros signos de desaceleración económica que están mostrando áreas como el textil. Que en junio registró la mayor caída de sus ingresos desde 2012, año en el que disminuyó un -15,8 por ciento.

Según el Índice de Cifra de Negocios Empresarial (ICNE), durante el mes de junio el sector experimentó una caída de sus ingresos del -11,1 por ciento, con el que la industria textil acumula ya ocho meses a la baja según los últimos datos publicados la pasada semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Mientras que el calzado y la confección disminuían sus ingresos un -6,2 por ciento y un -2,6 por ciento respectivamente.

Caídas que también se veían reflejadas en otros indicadores como el Índice de Entrada de Pedidos (IEP), que en el caso del sector textil experimentó una caída del 9,7 por ciento, la mayor de los dos últimos años. Mientras que la confección por su parte disminuyó un -2,8 por ciento y el sector del calzado un -7,2 por ciento.

Photo Credits: Pixabay.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO