El textil español, en alerta: frenazo a las exportaciones y caídas en facturación y contrataciones

Madrid- La moda pierde peso dentro de la economía española. Eso es lo que se desprende de la octava edición de el “Informe económico de la moda en España”, informe elaborado por el Centro de Información Textil y de la Confección (Cityc), junto a Modaes y la compañía especializada en omnicanalidad Moddo. Que refleja que tras tres años suponiendo el 2,9 por ciento del PIB de nuestro país, durante 2018 el negocio vinculado al sector de la moda decreció una décima, pasando a representar un 2,8 por ciento del producto interior bruto de España.

Una ligera caída de una décima, que los responsables del mencionado informe sitúan como consecuencia del enfriamiento del ciclo económico de la economía española, en combinación con los factores de “debilidad e incertidumbre” que se ciñen en torno a todo el sector de la moda.

Frenazo de las exportaciones y caída de la facturación y del número de contrataciones

Entre los indicadores en negativo que contiene el informe de esta edición de 2019, nos encontramos con la caída de un -2,3 por ciento en consumo de moda; el freno de las contrataciones, con la destrucción de hasta 1.730 puestos de trabajo; o en el índice de exportaciones. Que a pesar de continuar constituyendo uno de los pilares fuertes del sector, descendieron ligeramente un -0,1 por ciento durante este último ejercicio.

A la vista del informe, el sector textil en España cerró 2018 con una facturación por valor de 17.686 millones de euros. Lo que supone una caída del -2,27 por ciento respecto de los 18.097 millones de euros que llegó a generar durante 2017. Mientras tanto el número de trabajadores volvió a situarse por debajo de los 200.000, en una cifra de 198.882. Y los puntos de venta cayeron un -1,4 por ciento, hasta los 61.313 establecimientos.

En términos generales, el informe recoge que la moda española sigue significando uno de los grandes sectores industriales de nuestro país. Con una aportación superior al del sector primario (2,6 por ciento), y por debajo de los de la banca y las aseguradoras (3,6 por ciento) y del de la construcción (5,8 por ciento). Suponiendo un gran contribuidor en materia de generación de empleo, un 4,1 por ciento del mercado laboral español. Y en términos de exportación, ámbito en el que llega a representar un 8,7 por ciento de las exportaciones totales de nuestro país.

“Los resultados del Informe Económico de la Moda en España 2019 no son mas que un toque de atención a un sector que debe tomar la iniciativa para, en primer lugar, volver a ser relevante para los consumidores”, indica a través de un comunicado Pilar Riaño, directora de Modaes. “Es incontestable que la moda es un sector clave en la economía española, pero el descenso en esta aportación es una señal de alarma colectiva que debe ayudar a visualizar una realidad que cualquiera preferiría ignorar: los éxitos pasados y presentes no son ninguna garantía de éxitos futuros”.

Alertas sobre las que Marta Castells, directora de Cityc, incidía en referencia al creciente clima de guerra comercial. “El comercio es un motor de crecimiento que potencia la industria y la creación de empleo”, un hecho al que contribuyen las “políticas aperturistas”, que les “dan impulso”, “pero se debe seguir trabajando para que exista una reciprocidad”. “El comercio debe ser libre y justo”.

Photo Credits: Centro de Información Textil y de la Confección (Cityc).

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO