• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • El Metaverso: un mercado de 50.000 millones de euros para las firmas de lujo

El Metaverso: un mercado de 50.000 millones de euros para las firmas de lujo

Por Jaime Martinez

17 nov. 2021

Empresas

Photo Credits: Meta, fotografía de archivo.

Ese nuevo “metaverso” que está por venir, al que tratará de capitalizar Facebook, ahora Meta, y del que, por ahora, solamente habríamos comenzado a vislumbrar una pequeña parte a través de distintas plataformas e iniciativas digitales, encerraría una grandísima oportunidad de negocios para las empresas de moda, y en especial para aquellas que se manejan en el rango de la categoría lujo. O así al menos lo estiman desde el banco de inversiones norteamericano Morgan Stanley, desde el que sitúan en cerca de unos 50.000 millones de euros el potencial volumen de negocio que encerraría este nuevo universo digital para las marcas de lujo, de cara al año 2030.

Según se encargarían de recoger en un último informe sobre el mundo virtual, el banco de inversiones estima que a través de los “social gaming” se podría llegar a abrir un mercado por valor de entre unos 10 a unos 20 mil millones de dólares, perfectamente monetizables. Cifra a la que se sumarían otros aproximadamente cerca de 25 mil millones de dólares, que serían los que la entidad financiera estima que podrían llegar a generarse a través de la venta de colecciones híbridas, entre físicas y virtuales, y de los denominados NFT, o Tokens no fungibles. Sumando de esta suerte un negocio por valor de unos 45 mil millones de dólares, que terminaría de completarse, al alza, a través de las nuevas vías de ingresos y nuevas formas de negocio que se vayan a ir construyendo a medida que se desarrolle ese futuro “Metaverso”, del que por ahora son estas dos variantes, los NFT y las colaboraciones con videojuegos y plataformas, las que se mostrarían como las oportunidades con un mayor atractivo económico a corto plazo. Encerrando un potencial valor de crecimiento, valoran desde el banco de inversiones, de cara a ese próximo año de 2030, para el cual estiman que los bienes virtuales vinculados a los videojuegos puedan llegar a representar un +40 por ciento de los ingresos totales generados por el sector de la moda-lujo en el metaverso, pero solamente un 20 por ciento de los beneficios. Augurando así como una mayor vía de explotación el camino de los NFT.

Los NFT: un mercado de 300 mil millones de dólares

A pesar de que, según el citado informe y lo que se encargan de recoger medios como Wwd o Market Watch, las ventas de esta serie de artículos virtuales vinculadas al sector del lujo solamente habrían llegado a representar un 1 por ciento de todas las operaciones de NFT de este año, el sector se encontraría en inmejorables condiciones de cara a aprovecharse de un mercado NFT que podría llegar a explotar hasta los 300 mil millones de dólares para el año 2030.

Adelantándose de hecho a esta pronta explosión, son ya muy numerosas las firmas de moda-lujo que han comenzado a experimentar desarrollando y comercializando sus primeros NFT. Una medida que no ha venido reñida con su exploración y con la firma de diferentes colecciones híbridas, con presencia tanto física como virtual, siendo algo por lo que ya se han decidido a implementar como parte de su modelo de negocio, y con notable éxito además, desde Burberry a Balenciaga, pasando por Gucci, Louis Vuitton, Karl Lagerfeld o Dolce&Gabanna. Firma esta última que lograba recaudar ni más ni menos que cerca de unos 5,7 millones de euros, mediante la subasta de una colección de 9 piezas NFT y de distintas prendas, reales, de su colección Alta Moda.

“El lujo habla de control y de proteger el valor de la marca”, de ahí que, “como ocurrió con la llegada del comercio electrónico, las marcas de lujo hasta ahora hayan adoptado un enfoque más conservador” y solamente se hayan decidido a “probar estas aguas” de manera superficial, apuntan en el citado informe. Sin embargo, “los avatares digitales, los NFT y las asociaciones con videojuegos, ofrecen un terreno fértil” para construir estrechos vínculos con nichos demográficos concretos, como las de unos públicos adolescentes y varones que solamente llegan a representar un 30 por ciento de las ventas en el sector del lujo. “Las marcas se encuentran en una etapa de prueba de conceptos, tanto en lo que refiere a los NFT como a los juegos del metaverso”, explican, en relación a dos opciones, añaden, “que las evidencias recogidas hasta la fecha demuestran que funcionan”.

Máxima rentabilidad

En suma, la entidad financiera apuntaría en este informe a que los ingresos procedentes de la comercialización de estos bienes virtuales, todavía claramente minoritarios, podrían no obstante llegar a representar el 10 por ciento de todos los ingresos generados por la industria del lujo para el año 2030. Colocando en este punto a firmas como Balenciaga entre las mejor situadas de cara a aprovechar esta monetización de bienes digitales, dado el perfil de la marca y el público con el que cuenta.

Además de las nuevas oportunidades que se les vendrán presentando a las compañías del sector lujo a medida que pasemos más tiempo de nuestras vidas interctuando a través de los medios virtuales y de las plataformas que conformen este nuevo “metaverso”, será la rentabilidad la otra gran ventaja de la que podrán disfrutar a medida que explote este futuro comercio virtual. Ya que, como se encargan de señalar las citadas fuentes, una vez que se consiguen monetizar esta serie de iniciativas, la rentabilidad se muestra clara y garantizada. Puesto que frente al elevado coste de la producción y la distribución de los bienes físicos de consumo, el vinculado al desarrollo de artículos virtuales se muestra claramente mucho más competitivo. Algo que bien se pone de manifiesto en, por ejemplo, una plataforma como OpenSea especializada en la comercialización de artículos NFT, que se encarga de retener un 2,5 por ciento del valor total de cada transacción que se da en la plataforma. Un porcentaje claramente muy inferior al entre 15 y el 40 por ciento que establecen plataformas como el Tmall de Aliaba o Farfetch.

Además de estas ventajas en términos de rentabilidad, los NFT también permiten a las firmas recibir un pequeño porcentaje del precio con cada nueva transacción que se realice del artículo digital en cuestión. Algo que no hace falta señalar que no ocurre con los productos físicos, y que se convierte así mismo en un atractivo adicional para que las firmas se decidan a desembarcar en este prometedor negocio, más aún si tenemos en cuenta el dinamismo que se da de esta serie de opciones visuales entre los usuarios virtuales.

“La imagen lo es todo en las experiencias virtuales”, explican el equipo de analistas de la financiera, dirigidos por Edward Stanley, al tiempo que remarcan cómo uno de cada cinco jugadores del videojuego online Roblox cambia la imagen de su avatar a diario.