• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • El mercado ve con buenos ojos la salida de Falabella de Argentina

El mercado ve con buenos ojos la salida de Falabella de Argentina

Empresas

Por Angela Gonzalez-Rodriguez

8 abr. 2021

El grupo de centros comerciales chileno Falabella ha confirmado que cerrar’a las puertas de todos sus establecimientos físicos en Argentina, un país que ha sido clave en su expansión en el mercado latinoamericano. Expertos del sector aprueban el movimiento, clave en la estrategia omni-canal de Falabella.

El pasado mes de septiembre la empresa chilena Falabella anunció que comenzaría a reducir su presencia en Argentina, comenzando por sacar a la venta algunas de los establecimientos más emblemáticos del país. Meses después, Falabella ha explicado por medio de un comunicado de prensa que, dada la falta de compradores, y “En el contexto del plan que Falabella está llevando a cabo para hacer sustentable su operación en Argentina, la compañía cerrará las tiendas por departamento ubicadas en Rosario, el shopping Unicenter y en la peatonal Florida en la Ciudad de Buenos Aires”.

Desde la empresa indican que, “al igual que en los casos anteriores, este proceso contempla un plan de retiro voluntario para todos los colaboradores de las tiendas que cesarán sus actividades”. Aunque se desconoce el número oficial de personas que empleaba hasta la fecha el minorista en el país, se calcula que unas 500 personas perderán sus empleos y que tan sólo un grupo reducido de trabajadores continuarán en plantilla para gestionar la venta online para liquidar el stock de producto.

Precios altos y dificultad para importar producto de alta gama

En los últimos meses, la familia chilena Solaris, propietaria de la cadena de moda, ha estado buscando comprador para su negocio en Argentina. Su plan era encontrar un socio que se hiciera cargo de la marca y la red comercial y mantener ellos una participación en el accionariado de la sucursal argentina.

Parte de esta esta estrategia pasaba por recuperarse de los estragos causados por la pandemia de coronavirus, así como retornar a la importación de productos de alta gama, el negocio principal de la empresa a nivel regional. No obstante, el poco interés de potenciales compradores, combinados con la incertidumbre respecto a la política estatal de importaciones y la sombra de experiencias pasadas con el sindicato que defiende los intereses de la mayoría de los trabajadores de la firma (y que dificultó el gran medida la compra de WallMart en el país) han acabado con las pocas muestras de interés recibidas.

Así pues, desde el sector estiman que en cuestión de dos meses se cerraran de forma permanente las tres últimas tiendas argentinas de Falabella, aunque se mantendrán las operaciones de comercio electrónico.

El mercado aprueba el plan de Falabella

De hecho, añaden fuentes cercanas a la empresa citadas por la prensa local, el grupo propietario de Falabella maneja un plan de inversiones en torno a los 800 millones de dólares cuyo foco recaerá en reforzar una estrategia multi-canal con un marcado protagonismo de las ventas online.

El mercado recibió con buenos ojos el movimiento, según indican varios analistas que siguen el valor, citados por Infobae. Cabe destacar que el peso del negocio argentino en los ingresos del grupo apenas supone el 3 por ciento del total generado en la región. Por otro lado, añaden las mismas fuentes, las perspectivas macroeconómicas para el país no prometen un repunte cercano de la economía ni la divisa nacionales.

Falabella opera en Chile, Brasil, Perú y Colombia, además de hasta ahora, en Argentina. La cadena chilena de moda desembarcó en el país vecino en la década de los 90 y llegó a tener 10 tiendas en el mercado argentinos: tres en Capital Federal, tres en la provincia de Buenos Aires y cuatro en el interior, en Córdoba, Mendoza, Rosario y San Juan.

Imagen: Falabella, Rosario, Argentina. Créditos: Pablo Flores, Wikimedia Commons.